Dominantes, dominados

CARSON, Calif.- (2 de abril, 2005) Dominantes en la cancha, pero dominados en el marcador. Ese es el resumen que hace Ramón Ramírez, capitán de las Chivas USA luego de la derrota por 0-2 ante el campeón D.C. United.

"Nos faltó experiencia, nos faltó aprovechar las oportunidades de gol que tuvimos. En cambio, tuvimos descuidos de segundos, nos equivocamos en unos instantes y nos hicieron los goles", explicó Ramón Ramírez.

"Nos vamos molestos por el resultado, pero no por cómo jugamos. Nosotros propusimos el partido, hicimos buen fútbol, llegamos a meterlos en su terreno, pero era necesario hacer goles y eso nos faltó", explicó el jugador.

Ramón Ramírez apostó por el trabajo, por mayor atención en los entrenamientos y por conseguir que el equipo evolucione ganando entendimiento en la cancha. "Vamos a mejorar, nos vamos a esforzar por ello y los resultados llegarán", dijo.

El técnico holandés, Thomas Rongen, coincidió con su jugador."Creo que hicimos un buen partido, que jugamos buen fútbol, que controlamos la pelota y que debimos sacar un mejor resultado", aseguró el técnico de Chivas USA.

Lamentó el sentimiento decepción que deja la derrota en todos los involucrados con el equipo.

"En el equipo hay desilusión, en los directivos también, creo que la afición esperaba irse de aquí festejando una victoria pero no fue posible", explicó.

Recurrió al lugar común de que los goles se cobran y se festejan, pero no se fallan y se lamentan.

"Dominamos el partido, el D.C. United así sintió el juego, pero tuvo la ventaja de ser certero. Tuvo pocas oportunidades y dos de ellas las hizo y eso fue suficiente", aseguró Rongen.

Por otra parte, dijo que el equipo necesita trabajo, necesita tiempo y que los resultados llegarán con paciencia.
"Necesitamos más profundidad y más agresividad, en eso trabajaremos", dijo Rongen.

Por otra parte, el presidente de Chivas USA, Antonio Cué, dijo que estaba contento a pesar del revés.

"Muchos pensaron que iban a venir a golearnos, pero fue muy claro que dominamos el encuentro, hicimos mejor fútbol, pero ellos tienen experiencia y eso les sirvió para marcar los goles", dijo Cué. "Ya veremos en San José [contra los Terremotos], ahí sí haremos los goles", comentó Cué.

Por otra parte, Francisco Gómez, quien salió lesionado al recibir un golpe de parte de Alecko Eskandarian, estará fuera al menos una semana.

"Esa debió ser tarjeta roja y no sólo una amonestación. La entrada fue por detrás y con la intención de golpearme, no iba por la pelota. El árbitro lo perdonó", dijo.

Gómez también lanzó una advertencia al mismo Eskandarian: "Ya nos encontraremos en otro partido, ya nos pondremos a mano", dijo.

Por otra parte, Ramón Ramírez, quien en dos ocasiones tuvo audiencia con el Papa Juan Pablo Segundo a través de visitas de la selección mexicana, lamentó la muerte del sumo pontífice.

"Como creyente me golpeó la noticia, fue muy doloroso y sólo nos queda rezar para que su sucesor mantenga la misma idea de ayudar a mantener la paz en el mundo y la misma filosofía de servicio a la humanidad", comentó el jugador de Chivas USA.

En el vestuario del D.C. United, el argentino Christian Gómez celebró su anotación, elogió a Chivas USA y les auguró un gran futuro.

"Mi gol sobre todo fue oportuno porque llegó en momentos en que Chivas estaba encima de nosotros y con ese gol parecía que resolviamos el partido. Ya sólo nos dedicamos a proteger el marcador", explicó.

Rafael Ramos Villagrana es redactor del diario La Opinión de Los Ángeles, y colabora con sus artículos en MLSnet.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).