Declaración de Peter Wilt, Gerente General del Chicago Fire

Estoy viviendo momentos emotivos al transferir el liderazgo de una organización que ayude a crear y desarrollar. Al mismo tiempo, comprendo que solamente fui un guardián del equipo profesional de fútbol de Chicago y que ahora se me da la oportunidad de ayudar en la transición del liderazgo para asegurar un éxito continuo.

Mientras que nunca hay un momento apropiado para algo como esto, hay varios factores que convierten este en un momento idóneo para iniciar un nuevo liderazgo. Hemos alcanzado casi todas las metas que nos propusimos en 1997. Hemos ganado cuatro campeonatos, desarrollado uno de los nombres más respetados y mejor identificados en el fútbol estadounidense, e incrementado la asistencia promedio a más de 17.000 personas por partido pese a que nuestros aficionados tuvieron que cambiar su base en varias ocasiones de y hacia Naperville. También hemos ayudado a crear el programa juvenil de fútbol más respetado, así como una fundación de beneficencia dentro de la Major League Soccer (MLS).

Lo que es más importante, hemos trabajado con la Municipalidad de Bridgeview para construir el primer estadio de fútbol y entretenimiento que será costeado con fondos públicos. Los fanáticos del Fire ya no tendrán que soportar media docena de cambios en el calendario a la mitad de la temporada. A partir de la próxima temporada, los fanáticos del Fire podrán apoyar a su equipo como debe ser. Estoy orgulloso por el hecho de quedar representado en el estadio a través de mi membresía en el Salón de la Fama del Fútbol de Illinois, mismo que por primera vez tendrá un lugar permanente en el estadio.

No obstante, estoy aun más orgulloso porque la organización logró todo esto con integridad, honestidad, sinceridad y arduo trabajo. Me quedaré para trabajar al lado del equipo exactamente igual que como lo he hecho en el pasado. Una vez que se haya completado la transición, podré contemplar nuevo retos.

Es muy importante para mí dejar a mi sucesor en la plataforma requerida para un éxito continuo. Creo que estamos en posición de conseguir victorias dentro y fuera de nuestro campo este año, así como a futuro en el nuevo estadio, en Bridgeview.

John se hará cargo de una organización que mantiene su presupuesto y objetivo de establecer récords en entradas por patrocinio y venta de boletos, entre otras cosas. La venta de boletos agrupados para el día de apertura será más del doble que cualquiera de los juegos de apertura en casa en los tres años previos y continuaremos con un récord de asistencia para el Chicago Fire el 27 de abril con una jornada doble entre México y Polonia. John también está tomando el liderazgo de lo que considero el mejor personal administrativo de la liga.

El personal dividió su tiempo desde hace un año vendiendo la temporada del 2005, así como el nuevo estadio en Bridgeview. De acuerdo a indicaciones iniciales, estos esfuerzos darán como resultado un éxito rotundo en el 2006. Los esfuerzos en la venta de boletos de suite, liderados por el Fire, y los derechos de nombre y sociedades del estadio, dirigidos por AEG y asistidos por el Fire, van viento en popa.

En el campo de juego, creo que estamos en buena posición para un regreso a la senda de gloria. Estoy confiado en que las adquisiciones que se hicieron fuera de temporada y la dedicación de nuestro personal técnico dirigido por Dave Sarachan llevarán al Fire nuevamente a partidos de campeonato este año. Seguiré apoyando a Dave y a su cuerpo técnico como siempre lo he hecho y haré todo lo que esté a mi alcance para ayudar a traer otro campeonato de fútbol a Chicago esta temporada.

Continuaré sirviendo orgullosamente como Presidente de la Mesa Directiva de la Fundación FireWorks For Kids. También seré fuente de información y asesoría para John.

Volviendo atrás para contemplar los honores a los que se ha hecho merecedor el Fire a través de los años, hay cuatro que tienen un significado especial para mi:

• El Doble campeonato (MLS Cup y U.S. Open Cup) de Estados Unidos en la temporada

• El Premio al Equipo Más Amistoso con su fanaticada, en el 2003

• El Premio World Sports Humanitarian Hall of Fame Special Community Challenge Award, que hizo un reconocimiento por el cambio exitoso de estadio del Soldier Field al Colegio North Central de Naperville, en el 2004

• Finalista del Premio PRISM por Profesionalismo, Resultados e Innovación en Administración Deportiva, reconociendo al Chicago Fire como uno de los cuatro mejores equipos de la MLS estadounidense.

Finalmente, me gustaría agradecer al Sr. y la Sra. Anschutz por su dedicación al fútbol en Estados Unidos y por la oportunidad que me concedieron de ayudar a construir el Chicago Fire. También quisiera darle las gracias a los miembros presentes y pasados del Fire, técnicos y jugadores, por su apoyo y esfuerzos, y a los lideres dedicados de la gran comunidad de fútbol de Chicago y a los mejores aficionados del país por su pasión, entrega y amor perpetuo por el Chicago Fire, algo que seguiré compartiendo con todos.

Peter J. Wilt


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).