D.C. United se proclama tetracampeón

D.C. United es el nuevo campeon de la MLS.

Photo Credit: 
Juan Miranda/MLS
  • Eskandarian: ¡Mírenme ahora!
  • Adu y Olsen eufóricos
  • Subcampeonato para Kansas City

    Carson, California .- Al final se impuso la lógica. Las imprecisiones de Kansas y los aciertos de los capitalinos tienen hoy al D.C. United de vuelta en su antiguo pedestal, tras derrotar por marcador de 3-2 a los "hechiceros", en la novena final emelesera, que coronó a su primer tetracampeón de la historia; el D.C. United.

    Los goles de la Victoria de los capitalinos fueron obra de Alecko Eskandarian - en dos ocasiones - y Alex Zotinca, quien desvió el balón en su propio arco en la primera parte. Por Kansas anotaron Jose Burciaga Jr. y Josh Wolff desde el manchón de penal.

    No tardó el invitado de honor

    El inicio fue un poco lento, plagado de imprecisiones por ambas partes, sin embargo eso no impidió el arribo del invitado de honor que se hizo presente a escasos minutos del pitazo inicial.

    El encargado de abrir el marcador y de poner la pauta de un emocionante partido de principio a fin, fue el juvenil José Burciaga Jr., quien sin marca alguna, al minuto seis, envió un verdadero cañonazo desde aproximadamente 25 metros de distancia, para poner arriba en el marcador, al llamado patito feo de la final.

    El zurdazo de Burciaga tomó completamente de sorpresa a Nick Rimando, quien inútilmente se lanzó hacia su lado izquierdo.

    Tras el gol en contra, D.C. United se fue al frente e inició a imponer su fútbol, con sendos disparos del boliviano Jaime Moreno y el argentino Christian Gómez, que para mala fortuna de los capitalinos, terminaron en las manos del guardameta Bo Oshoyini y en la grada respectivamente.

    La tarde de Alecko

    El empate en el marcador no tardó en llegar, y fue mediante una espectacular jugada individual de Alecko Eskandarian - al minuto 19, tras una habilitación de Carroll - que aprovechó el juvenil, para ganarle el duelo a Nick Garcia y batir con un apoteósico zurdazo a Oshoyini para emparejar el marcador.

    Tras el gol, D.C. se fue en tromba al ataque, y aumentó el marcador al minuto 23, mediante Eskandarian, quien aprovechó un error del defensor Jimmy Conrad, que le dejó en un mano a mano con Oshoyini, a quien batió con un toque magistral, que murió en la esquina inferior derecha del arco de Kansas City.

    Como balde agua fría caería el tercero de la tarde para los de azul, que llegó tres minutos después, tras un centro que realiza Earnie Stewart y desvía en su propio arco Alex Zotinca.

    Con el tercer gol en contra y de rodillas, Kansas cedió el balón por completo a los blanquinegros, quienes se aprovecharon de la situación para propinarle un baile a los de Gansler.

    La primera cartulina de la tarde llegó al minuto 33, y fue otorgada a Diego Gutiérrez, quien desquitó su frustración en contra de la humanidad de Jaime Moreno, con una patada descalificadora, que el central Michael Kennedy sancionó correctamente.

    Un vals

    Con el correr del tiempo el partido más pareció una "chamusca" o "Cascarita", pues en la cancha únicamente había un equipo que atacó, dominó, precisó y perdonó a un desmotivado rival.

    Antes del final de la primera parte se evidenció más aun la impotencia de los "azules", quienes desaprovecharon dos "regalos" del D.C. United, que envió a la grada el mediocampista Khari Stephenson.

    Para el Segundo tiempo, Gansler hizo ingresar a Igor Simuntekov por Khari Stephenson, con el afán de añadirle más ataque a los blanquiazules.

    Kansas vuelve a la vida

    La Segunda cartulina amarilla del encuentro llegó al minuto 55 de juego, cuando el colegiado central sancionara a Earnie Stewart, por empujar a un rival. Dos minutos más tarde, Dema Kovalenko se ganaría una cartulina roja, al puñetear un balón de la línea de gol, que envió Conrad.

    El central sancionó un tiro desde los doce pasos, que convirtió Josh Wolff, al minuto 58, tras fusilar a Rimando hacia su derecha.

    Nowak reemplazó a Christian Gómez por Joshua Gross al minuto 59, con el afán de poblar el mediosector y evitar un descalabro.

    Nowak nuevamente sorprendió a propios y extraños, al remover al Jugador más valioso del terreno de juego a los 65 minutos, Alecko Eskandarian, quien fue reemplazado por Freddy Adu, quien fue ovacionado por los más de 25 mil asistentes.

    Davy Arnaud tuvo el empate en sus botines segundos después, sin embargo Earnie Stewart llegó puntual al cierre y alejó todo peligro lejos del pórtico capitalino.

    Ya con la presión sobre los disminuidos capitalinos, Gansler hizo ingresar a Taylor Graham por Jack Jewsbury al minuto 66.

    Ya acorralados los capitalinos, Kansas City buscó a toda costa el poder hilvanar jugadas del peligro, sin embargo las imprecisiones y el nerviosismo se lo imposibilitó, cediendo nuevamente el balón a D.C. United, quien lo aprovechó y manejó la manecilla del reloj a su conveniencia.

    Un doble cambio se realizó al 82, cuando Stewart fue reemplazado por Prideaux y Diego Walsh ingresara por Alex Zotinca, autor de un autogol.

    Hacen historia

    Aparte de lograr el primer tetracampeonato en la historia, D.C. United es el primer equipo en anotar tres goles en un tiempo en una final emelsera y Alecko Eskandarian se convierte en el segundo jugador en la historia de la liga - junto a Landon Donovan - en anotar dos goles en una final.

    El autogol de Zotinca también se convirtió en el segundo de la historia, pues en la final del 2003, Chris Roner anotó en su propio arco jugando para el Chicago Fire.

    Rene Romano es colaborador de MLSnet.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes


  • To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).