Con sabor a revancha

No importa hasta donde llegue el equipo Sub-20 de Estados Unidos en el Mundial Juvenil de Holanda, lo cierto es que con el primer partido ya cumplió una misión que le había quedado pendiente desde Emiratos Árabes cuando agonizaba el 2003 y el onceno de Argentina en el alargue eliminó en cuartos al onceno norteamericano con un gol de pena máxima y luego de un empate sobre la hora reglamentaria que había sido en fuera de lugar del excelente Mascherano.

Por eso el partido del pasado domingo tenía un sabor especial y porque además esta fue la primera vez que en un Mundial Estados Unidos le gana al prestigioso y favorito equipo de Argentina. Quizá las distancias entre estos dos se han acortado aunque no se puede afirmar por un solo resultado que el fútbol de Estados Unidos sea superior. Lo que sí es cierto es que el enfrentamiento entre estos dos oncenos se está convirtiendo en un clásico del fútbol a nivel continental.

Estados Unidos crece y crece en lo futbolístico y ahora en esta categoría de la mano de Sigi Schmid y con un planteamiento eminentemente ofensivo que arranca desde el volante Eddie Gaven y pasa por la habilidad de Freddy Adu, Ochoa y Chad Barrett el equipo de las barras y las estrellas corrobora que con seriedad cada vez que se lo propone encuentra apellidos pensando en el futuro.

Del pasado Mundial solo repite Freddy Adu quien a pesar de todo solo suma 16 años y con esa precocidad futbolera solo anuncia buenas nuevas para el futuro. En la historia del 2003 quedaron ilustres de la categoría que hoy son una realidad a nivel mayor como Bobby Convey, Chad Marshall y Ed Johnson, hoy por hoy uno de los hombres de confianza en el ataque de Arena en la máxima categoría como goleador.

Ya hace casi dos años en ese mismo partido Freddy Adu nos había mostrado en el minuto 14 del segundo tiempo una genialidad que terminó en el uno a cero a favor de Estados Unidos con la anotación de Convey. Lo demás es historia para no repetir porque generó broncas y enorme controversia.

Claro, ya Estados Unidos a esta hora jugó contra Alemania y quizá cuando usted lea esta columna ya estará clasificado luego de sortear su tercer duelo del Mundial ante Egipto (al publicar esta columna ya se jugó el partido, y el resultado fue de 0-0), pero repito que independientemente de los demás resultados valía la pena resaltar la historia de una cuenta pendiente que para los norteamericanos quedó doliendo en Abu Dhabi el triste 12 de diciembre del 2003. Factura cobrada con nuevos integrantes y un repetidor precoz y de lujo como Adu. Claro que en Argentina regresan a esta categoría por edad Pablo Zabaleta y Neri Cardozo aunque el conductor de hoy sea Ferraro y el de hace dos años el consentido de Pekerman, Hugo Tocalli.

Se cambió de sede y se cambió de escenario, pero la espina atravesada por fin fue extraída como se lo había imaginado el Sub-20 norteamericano. Nunca dijeron nada, pero a la cancha de Enschede en Holanda salieron a jugar un partido que hacía 18 meses en un país lejano les había quedado ardiendo.

Ricardo Mayorga, ha sido comentarista por doce años de Telemundo, Univision y Telefutura en Estados Unidos además de periodista sindicado de radio y columnista de periódicos como Triunfo en Atlanta, El Tiempo Latino de Washington y HOY en Nueva York, Chicago y Los Ángeles.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).