Con la pólvora mojada

Se dice que la salsa del fútbol son los goles, pues es exclusivamente todo lo que le falta al D.C United, "el GOL". El equipo capitalino está pasando por un tramo de campeonato que la fortuna no está de su lado, y que debe urgentemente recuperar la racha goleadora de sus delanteros en los partidos venideros.

El partido del sábado pasado contra San Jose Earthquakes, fue un reflejo de la poca puntería hacia la meta rival. Aunque, también podría citar que los chicos de Nowak desperdiciaron toda la primera parte para inquietar la portería de Pat Onstad. El inicio del D.C United estuvo marcado por estar demasiado replegados y sin tener la posesión del balón, ya bien por un Dwayne De Rosario que estuvo espléndido en todo el partido, y por un San Jose muy bien plantado en el terreno de juego.

Tal fue ese asedio, que el gol vino por un tiro de Brian Mullan que ni Troy Perkins primero ni Bryan Namoff después en la línea de gol, supieron despejar el balón. Tras el gol, el D.C United se encontró en un estado de "shock" que ninguno de sus jugadores de medio campo supo tranquilizar al equipo y recuperarlo del mazazo del gol.

Tras la reanudación, y con la reprimenda del técnico Nowak, el equipo salió con otra cara más agresiva, intentando sacar el balón controlado desde la línea defensiva y jugando por las bandas, pero en ningún momento se vio debilidad en el equipo californiano. Josh Gros, tuvo la mejor oportunidad del partido para el equipo capitalino con un gran derechazo desde fuera del área que sólo una gran estirada de Onstad pudo impedir el empate a uno, y por lo menos sacar algo positivo de la vista al Spartan Stadium de San Jose, que tuvo una gran entrada para ver al equipo de Washington, D.C. Pero no era el día del D.C United, otra vez, una gran jugada de Mullan por la derecha, le dio un estupendo centro a la estrella del partido De Rosario que sin dejar caer el balón al suelo, disparó una espléndida volea que entró como un cohete por la meta de Perkins.

Tras esta derrota, el D.C United con la ayuda de sus aficionados en casa debe de encadenar dos victorias seguidas que le devuelvan a estar otra vez en los puestos punteros de la tabla. Estas dos pruebas de fuego serán el miércoles 11 de agosto (7:30 p.m.) contra Colorado Rapids y el sábado 14 (7:30) contra New England Revolution.

Victor Arnau es un colaborador de la página DCUnited.com. Lo expresado en este artículo no necesariamente refleja las opiniones del D.C. United.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).