Clásico entre clásicos

El nerviosismo, la tensión, la agresividad y la animosidad de los contendientes de ambos equipos eran las propias de un clásico, de un 'derby'. El público respondió como si de tratara de un añejo duelo entre dos equipos que rivalizan por las preferencias de una misma ciudad en cualquier liga del mundo.

El Home Depot Center vivió una de sus jornadas futbolísticas más emocionantes y coloridas. Al final, el Galaxy salió con la mano en alto, como indiscutible ganador, apuntándose para su causa el desenlace de la primera edición del 'derby' de la MLS, del 'Super Clásico Angelino', como lo quizo bautizar un visionario patrocinador.

Y para quienes cuestionaron la legitimidad de un título de nobleza otorgado a priori a un duelo sin historia, ciertamente, el espectáculo ofrecido en Carson terminó con su intransigencia.

Porque todo lo que rodeó al choque entre Chivas USA y Galaxy, el entusiasmo del público, la electricidad que se palpaba en el ambiente, lo mismo que la atención de medios de prensa que tradicionalmente se mantienen al márgen del futbol, dejaron el terreno dispuesto para un encuentro digno de un clásico que va más allá de otras rivalidades ya existentes en la liga como los choques MetroStars vs D.C. United o el Galaxy vs San José Earthquakes.

Significativo el detalle de un joven cineasta que tuvo la buena idea de realizar un documental en torno al nacimiento de un 'derby', filmando en detalle, tras bambalinas, el antes, durante y el después del histórico encuentro, desde varios ángulos y puntos de vista.

Luego, todo lo vivido en el primer duelo entre rojiblancos y galácticos será puesto en perspectiva frente a otras rivalidades tradicionales del mundillo futbolístico, como las de Boca-River, Celtic-Rangers, Inter-Milan, para mencionar sólo a algunos de los más apasionantes duelos que parten por mitad a algunas capitales del fútbol.

El documento es muy interesante, porque como lo señala su director, tener un testimonio del nacimiento de un 'derby' puede resultar como una cápsula de tiempo que podrá luego asombrar a nuestros nietos y es algo que resulta, además, casi único, porque sería difícil encontrar un material similar con duelos clásicos que se remontan a los albores del siglo pasado y aún, a dos siglos hacia atrás en nuestra historia.

Cierto, también debemos coincidir en que la coronación casi instantánea del encuentro Chivas USA-Galaxy con el oropel, los brillantes y las piedras preciosas de lo clásico, fue forjada por los artesanos de la mercadotecnia, aplaudida por el consumismo propio de la época y solapada por la gula mediática.

Sin embargo, todo el incienso quemado en torno al juego, toda la parafernalia y los fuegos artificiales que se elevaron al cielo por este encuentro, recibieron su justificación apenas el árbitro Brian Hall hizo sonar su silbato.

Porque los 22 contendientes se lanzaron a un lucha sin cuartel desde el minuto inicial. Por momentos, en forma atropellada, con más ganas que fútbol, produciendo roces, conatos de riñas, alguna decisión arbitral con tintes de controversia y hasta con un jugador expulsado, pero todos esos elementos están directamente emparentados con los clásicos, duelos que no siempre producen el mejor de los espectáculos futbolísticos.

Pero en medio de ese clima, también vimos pasajes de buen fútbol, individualidades destacadas y algunos goles de muy buena factura.

Al final, el Galaxy impuso su mejor empaque como equipo, mientras que Chivas USA sigue debiendo una actuación redonda, y el primer triunfo de su corta historia en la MLS, a una afición que ya demostró ser entusiasta.

Y como sucede en todos los clásicos, el escenario queda a la espera del próximo duelo, donde el equipo derrotado y sus seguidores esperan el ansiado desquite. Además, el bondadoso calendario de la MLS concede no dos, como es lo tradicional en otras ligas, sino cuatro duelos clásicos, por lo que el ganador tiene en realidad muy poco tiempo para celebrar su conquista, ya que luego se le viene la revancha.

Otro hecho que distingue a los clásicos, es que no importan las rachas, las posiciones o el nivel de cada uno de los contendientes, porque a la hora del derby, los cojos caminan y los muertos se levantan.

Es que así son los clásicos y en la MLS ya existe uno.

Rigo Cervántez es un conocido periodista con más de 20 años de experiencia, trabajando con medios de renombre como Televisa y La Opinión. Hoy en día se desarrolla como comentarista en las transmisiones radiales de RadioVisa 830 AM en Los Ángeles de los partidos del Galaxy. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).