Clásicas caras largas en Chivas USA

Es el mismo vestuario de siempre, algunos rostros diferentes que el año pasado, pero el sentimiento es el mismo: frustración. Después de estar arriba en el marcador y dejar ir tres puntos que estaban casi en el bolsillo, los jugadores de Chivas USA parecían que estaban en un velorio la noche del sábado tras sufrir su segunda derrota consecutiva de la temporada y el sexto descalabro seguido ante su archirrival, el Galaxy de Los Ángeles.

"Estamos muy molestos", señaló Bob Bradley, técnico de Chivas USA, que usualmente no muestra ningún tipo de sentimiento pero que la noche del sábado reflejaba en sus ojos el rostro de la impotencia.
"Jugamos bien pero dejamos ir dos goles al final, dejamos que eso suceda y estamos muy molestos por eso", agregó el técnico.

"Lo malo de todo esto es que nos tenemos que ir por dos semanas y pensar en esta derrota en todo ese tiempo", expresó el mediocampista Jesse Marsch después del encuentro.

Las Chivas USA no jugarán hasta el 29 de abril contra Los Red Bulls y tendrán dos largas semanas con el sabor de la derrota en los labios.

"Creo que defraudamos a nuestros aficionados esta noche. Pero vamos a aprender de esto, dicen que lo que no te mata te hace más fuerte", declaró con resignación Marsch.

Por su parte, Claudio Suárez, quien jugó su último partido con Chivas USA antes de integrar a la selección mexicana, indicó que se va triste por el descalabro y que se sentía "hasta un poquito mal por abandonar al equipo en esta situación".

"Siempre las derrotas te molestan, porque teníamos la ventaja. En el primer tanto nos descuidamos en un rebote. En el segundo, nos agarraron mal parados. Queríamos ir al ataque pero dejamos la mediacancha. Luego nos equivocamos en la defensa y de ahí viene el gol. Fue un partido parejo, en el primer tiempo ellos tuvieron sus oportunidades pero en el segundo también nosotros tuvimos para el 2-0", comentó "El Emperador".

De los más molestos era Juan Pablo García, quien manifestó que el equipo volvió a carecer de madurez, tal como lo sucedido en la temporada pasada.

"En mi opinión debemos de ser honestos, hay que hablar y hay que aprender, hay que madurar como futbolistas porque no puedes errar y dejar que te hagan esos dos goles ya al final. Son cosas de novatos", afirmó.

Donovan, la sonrisa galáctica

En el otro lado de la pared, había un hombre muy contento. Fue el jugador de la noche, Landon Donovan, quien con sus dos magistrales pases de gol cambió el rumbo del encuentro y le dio la victoria al equipo.

"Hasta que juega como cobra", dijo sonriendo el defensa Chris Albright, mientras escuchaba a Donovan hablar con la prensa sobre sus dos asistencias de gol hacia Cornell Glen.

"Hay que darle mucho crédito a Glen, porque si él no sigue la jugada [en el segundo gol] no la mete", afirmó Donovan.

"Creo que todas las victorias ahorita son buenas, aunque le estemos jugando a un Real Madrid o al que sea, necesitamos ganar. Sabíamos que estábamos mejorando en nuestro juego y el partido de esta noche fue nuestro mejor juego en lo que va de la temporada", expresó el atacante galáctico.

Donovan, quien es la bujía y el alma del Galaxy, no se mostró preocupado por abandonar a su equipo para integrar a la selección durante el Mundial, pues cree en la capacidad de sus compañeros.

"Creo que van a estar bien. El año pasado me ausenté y ellos figuraron la manera de hacer las cosas bien sin mí. Muchas veces cuando te vas, los otros se dan cuenta de que ya te fuiste y tienen que subir de juego", opinó.

Eduard Cauich colabora con sus artículos en MLSnet.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).