Chris Armas agradece el Toyota Park

Este domingo, el Toyota Park por fin abre sus puertas al público en general cuando el Chicago Fire se mida a los New York Red Bulls en una nueva fiesta del fútbol en Estados Unidos.

El inicio de la temporada para el Chicago Fire no ha sido fácil, y ha puesto a prueba la determinación y resistencia de los hombres de rojo. De los primeros 12 partidos del 2006, 11 fueron disputados en calidad de visitantes. Con la inauguración del estadio al que el Fire llamará su casa, los viajes y desgaste que estos implican serán parte del pasado, al menos por casi dos meses. Los próximos nueve partidos del equipo de Chicago se jugarán frente a su afición.

Para la ciudad de Bridgeview la inauguración del inmueble que tiene capacidad para más de 20,000 aficionados es de suma importancia, pero en este momento de la temporada lo es más para los jugadores del Chicago Fire.

Hay un hombre que ha sido parte del equipo desde sus inicios, por lo que se ha convertido más que en su capitán, un emblema del Chicago Fire. Ese jugador es Chris Armas. El capitán y portador del número 14 de Chicago, pone en perspectiva lo que ha sido de la temporada para los hombres de rojo.

"En lo que va de la temporada hemos jugado unos partidos difíciles y contra muy buenos equipos. Tan difíciles han sido los partidos, que se han definido en los últimos minutos. El haber perdido tantos puntos en el camino y conseguido apenas 11, no es nada bueno. Hasta ahora no hemos cumplido las metas que nos habiamos propuesto, al menos desde mi punto de vista".

La inaguración del Toyota Park sin duda ha acaparado la atención de la población en Chicago y sus alrededores. Ante tal acontecimiento, Armas compartió su sentir. La inauguración del estadio es algo muy importante y motivo de alegria para Armas, aunque dice que le hubiera gustado que llegara antes.

"El jugar el primer partido ante New England fue emocionante". El 11 de junio el Fire sostuvo su primer encuentro en su nueva casa ante los Revs, pero no es sino hasta este domingo que el inmueble será ofialmente inaugurado y con acceso al público en general.

"En lo personal me sentí bien jugando el partido ante New England. Todo era perfecto hasta el minuto 92, después se vino una avalancha de sentimientos. Primero nos sentiamos por encima del mundo por estar haciendo las cosas bien, dándole a la afición lo que querían, una victoria. Cuando el encuentro terminó empatado a tres, yo sentí verguenza".

Armas fue claro al hablar sobre lo que espera del partido de este domingo ante Nueva York. "Será diferente, tendremos el doble de afición y el resultados tendrá que ser diferente. Saldremos a hacer las cosas de mejor manera. En esta liga solo se te dan cierta cantidad de oportunidades para hacer las cosas bien. Ante Nueva York, será una oportunidad más para nosotros y buscaremos ganar. Además, será el primer partido oficíal en el estadio".

El Toyota Park es apenas el cuarto estadio que se construye y se destina a la práctica específica de fútbol. En un país donde el gusto por este deporte es cada vez más grande, Armas lo considera un tributo a lo hecho por el equipo y al apoyo incondicional de la gente.

"El estadio es como un tributo al trabajo realizado por el equipo a lo largo de poco más de ocho años y medio. Fue la combinación de lo Hecho por el Fire y el apoyo de los aficionados. Fue gracias a eso que se logró esto".

A diferencia de muchos jugadores en la liga, Chris Armas no ha tenido que cambiar de equipo con frecuencia. Despues de jugar dos temporadas con Los Ángeles, este vino a Chicago para ser pionero del Chicago Fire desde 1998.

Por su apego al equipo, Armas es de los jugadores más contentos por el hecho de que el Chicago Fire tenga casa propia y lo considera algo muy personal. Chris Armas fue parte del grupo que como inquilino del Soldier Field y el otro estadio en Naperville, llegó a sentirse extraño en su casa.

"El ser parte de esto me hace sentir orgulloso. Se que de alguna manera, al igual que mucha gente contribuí a esto y el estar todavía con el equipo para ver que se lleve acabo la inauguración, es todavía mejor".

El tener casa propia es un privilegio que según Armas el equipo explotará a su favor. "Lo ideal será desde el primer partido establecer dominio en nuestro campo. Cuando la gente hable de ventaja de campo, eso debe reflejarse en y manifestarse con nosotros. Yo sé que tomará mucho trabajo, pero habrá que empezar desde este domingo".

Raquel Ortiz colabora con sus artículos en MLSnet.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).