World Cup 2014

Copa Mundial | Mario Götze, autor del gol de Alemania en la final: "No sabía lo que estaba sucediendo"

RÍO DE JANEIRO - El guerrero de mil batallas y el capitán de la selección de Alemania se mostró inmensamente feliz por haber conseguido levantar el título del Mundial en el mitico estadio Maracaná de Brasil.

“La felicidad es gigantezca, no hay palabras para describir esta sensación”, expresó Phillip Lahm, quien además agradeció a su familia y a la afición el apoyo que mostraron. “Lo único que puedo decir en este momento es gracias a todos, a mi familia que siempre estuvo a mi lado y me alentó en los duros momentos y a los seguidores que hicieron el viaje y que nos apoyaron, gracias”.

De igual forma, Lahm dejó en claro que para poder obtener la Copa Mundial se debe jugar en equipo y no sólo cuentan los grandes jugadores.

“Tener o no a los mejores jugadores individuales da igual, lo que importa es jugar como equipo, ser una familia en la cancha y lo hemos tenido”, dijo con una enorme sonrisa.

A pesar de la frialdad que caracteriza a los alemanes, uno de los pilares de este campeón del mundo fue el portero del Bayern de Múnich, Manuel Neuer, quien expresó la enorme felicidad que lo embarga y dejó en claro que la clave del triunfo fue trabajar como una familia, un equipo.

“Estamos muy contentos, felices porque obtuvimos este gran logro y nos convertimos en campeón del mundo gracias a que trabajamos como un equipo, en todo momento nos apoyamos", mencionó en zona mixta el cancerbero. "Nunca perdimos el piso y este premio es también para los que no jugaron con nosotros y siempre sentimo su energía y estuvieron en nuestros corazones. Todos somos campeones del mundo, todo el banquillo, toda Alemania”.

De igual forma, Neuer descartó ser la figura de el equipo teutón en esta Copa: “No, para nada, aquí todos somos figuras, esta es una familia y cuando uno falla, todos erramos, y cuando se gana somos todos juntos”.

Todo indicaba que la final de la Copa Mundial se definiría en la tanda de penaltis, pero desde las sombras del banquillo alemán apareció el héroe tutón, aquel que al minuto 113 empujó el balón a la portería de Sergio Romero, para de esa forma otorgarle a la Selección de Alemania su cuarto título mundial. Sí, el mediocampista, autor de la única anotación, Mario Götze le expresó a los medios de comunicación que desconoce lo que sucedió.

“Realmente no supe lo que paso. Recuerdo que bajé el balón y tiré de pronto el estadio se cimbró y escuche el estruendo, corrí y me felicitaron, no sabía lo que estaba sucediendo”, mencionó.

Esa sonrisa lo decía todo, Götze estaba inmensamente feliz por haber sido campeón del mundo: Es una sensación increíble, no se como describirla. Ganar fue un sueño hecho realidad. Estoy más que feliz y orgulloso del equipo, de cómo llegó a Brasil y como se comportó, gracias al trabajo en equipo pudimos obtener este gran logro”, culminó el alemán.