World Cup 2014

Copa Mundial | Salvador guarda dulces recuerdos de Holanda pero el calor está del lado de Costa Rica

Arena Fonte Nova, Salvador

Photo Credit: 
REUTERS/Paulo Whitaker

Costa Rica tiene un factor climático a favor en Salvador, donde jugará su duelo de cuartos de final frente a Países Bajos. Sin embargo, esa ciudad tiene gratos recuerdos para la ‘Naranja Mecánica’.

El calor podría ser sofocante el sábado cuando los ticos y los europeos salgan a disputar su pase a las semifinales. Los jugadores costarricenses están acostumbrados a un calor fuerte, ya que en el centro de entrenamiento de la Sele en Costa Rica se entrena bajo un calor similar.

El partido con más calor que ha jugado Costa Rica en este Mundial se llevo a cabo en Fortaleza, en su debut frente a Uruguay. Los centroamericanos terminaron remontándole y ganándoles 3-1 a los uruguayos aquella tarde.

Mientras que es evidente que para los holandeses el calor les afecta indudablemente. En el partido frente a México, anticipándose al calor de Fortaleza, pidieron que hubiera interrupciones en pleno partido para poder rehidratarse.

Aunque por desgaste físico, Costa Rica llega con media hora más de juego y una mentalmente desgastante serie de penaltis. Instancias a las que los europeos no tuvieron que llegar en su duelo de octavos de final frente a México, donde lograron sacar el resultado en los últimos minutos del encuentro.

Por lo tanto, sería el calor el que nivelara el desgaste físico de los ticos con los más frescos holandeses.

Ambas selecciones tienen un laso muy especial con la ciudad brasileña de Salvador.

Fue precisamente en esta ciudad donde se llevó acabo el sorteo mundialista en diciembre pasado. Justo ahí, fue donde los ticos fueron colocados en uno de los ‘grupos de la muerte’ y de donde nadie le daba chances de clasificarse. Hoy, ese sorteo es lo que le acabo dando la gran oportunidad al futbol costarricense de mostrarse y sorprender al mundo entero.

Mientras que Países Bajos, tuvo su debut mundialista precisamente en la Arena Fonte Nova en Salvador. Fue ahí donde Arjen Robben y Robin Van Persie hicieron lo que quisieron con el campeón del mundo España, al que terminaron goleando 5-1.