World Cup 2014

Copa Mundial | DT de Honduras Luis Fernando Suárez: "No quiero quitarle la presión a los jugadores"

Serio, relajado y con la idea de revertir la mala imagen mostrada ante Francia, Luis Fernando Suárez, entrenador de la selección de Honduras, reconoció este jueves que la presión es necesaria para el encuentro que disputará este viernes ante Ecuador, equipo ante el que se jugará buena parte de sus opciones de seguir vivo en la Copa del Mundo.

El técnico colombiano quiere dirigir a sus jugadores hacia la victoria. Se verá las caras ante una selección que a priori es favorita, pero, después de que la suya perdiera ante Francia y Ecuador contra Suiza, necesita tres puntos para seguir en la competición.

"Es necesario tener la presión. No es inevitable. El fútbol siempre existe y es buena tenerla. Cuando se habla del fútbol de un país es mucha más grande la presión. Ahí es donde se demuestran los hombres y de qué estamos hechos. No quiero quitarle la presión a los jugadores", dijo.

"Lo tenemos que afrontar todos como lo que ha venido antes. La clasificación no ha sido fácil. Nos clasificamos porque tenemos gente con carácter que se clasificó en lugares complicados y que sacó todo lo que tiene el pueblo hondureño. Bienvenida sea la presión", añadió en la rueda de prensa oficial de la FIFA.

Suárez informó de que ve a todos sus jugadores "con mucha motivación" y con el deseo de afrontar un compromiso importante. El preparador de Honduras declaró que está "tranquilo" por lo que pueda pasar en el duelo.

Cuestionado por su amistad con Reinaldo Rueda, técnico de Ecuador, y por la coincidencia de que ambos hayan dirigido a las dos selecciones, destacó que es una situación anecdótica que no influirá en el resultado.

"A mí me queda decir todo lo que representó Ecuador para mí. Todo lo que representó en mi vida y en mi persona. Estoy agradecido por todo lo que me dio. Pero hoy Honduras me ha dado la oportunidad de estar en un Mundial. Me ha dado la oportunidad de crecer como entrenador. En ese sentido, todo lo que se va a dar mañana es un juego donde nos estamos jugando mucho Honduras y Ecuador", indicó.

"Cada uno va a hacer lo posible. Los enfrentamientos no son entre todos los entrenadores, son entre dos equipos de fútbol. Buscamos nuestras fuerzas para buscar la victoria", resaltó.

Asimismo, habló de cómo ve a sus jugadores: "Les veo serios, responsables y conscientes. Nos estamos jugando una clasificación a una siguiente fase", señaló.

"Para este grupo sería muy fácil que después de 32 años sin hacer un gol a nadie, con uno solo, ya haríamos historia. Eso no sería así. Con todo el respeto de lo que hicieron eso, en 1982, no espero que dentro de 30 años a alguien nos invite después de una clasificación para decirle que fue él quien hizo el gol de 2014. La idea de este grupo es hacer más cosas", añadió.

Y reafirmó su discurso de ser no el responsable del éxito catracho, sino el acompañante del equipo.

"Ha sido un camino recorrido por ambos. Pero no queremos terminar aquí. El camino tiene todavía un trecho y tenemos que iniciarlo mañana. Hubo un bache el otro día, la culpa la tuvo Francia y mucha de ella también nosotros. Hablé con ellos y tienen una autocrítica grande y ellos tienen ganas de seguir".

Recordó su paso por Ecuador y no cree que el conocerlos, sea alguna ventaja para este enfrentamiento.

"No porque no conozca muchos no quiere decir que tenga la obligación de conocerlos por lo que tengo que ver en los vídeos. Mi conocimiento va más por lo que he tenido que aprender de Ecuador en los últimos meses. Sé lo suficiente. Igual que le pasará a Reinaldo. Él tiene que ver cómo juega Honduras. No hay ventaja para ninguno".

"Nos tenemos que cuidar de un equipo fuerte mentalmente, de un equipo veloz, de individualidades importantes. Hemos hablado de aprovechar determinadas situaciones coyunturales que ellos tienen y que podemos concretar. Es una constante lluvia de situaciones para las que ellos se han preparado bien. Lo más importante es que se ha trabajado mucho", finalizó.