World Cup 2014

Protestas no cesan en Brasil, a pocas horas de que inicie la Copa Mundial

Brazilians protest the World Cup

Photo Credit: 
Action Images / Reuters

Al menos sietes ciudades sedes serán marco de las protestas populares en Brasil, a tan solo horas de que arranque oficialmente la Copa Mundial de la FIFA 2014.

Se esperan marchas populares en ciudades como Sao Paulo, Belo Horizonte, Brasilia, Fortaleza, Porto Alegre, Recife y Rio de Janeiro durante todo el dia de este jueves, y aun cuando no se espera que las protestas alcancen las dimensiones vistas durante la Copa Confederaciones, existe un factor que preocupa mucho en la sede de apertura en Sao Paulo: la posible paralización del metro debido a una huelga de sus trabajadores.

Según este reporte del diario español AS, el gobierno de Sao Paulo tiene un plan de contingencia, el cual seria “sacrificar estaciones con menos movimiento para reforzar la línea 3, que es prácticamente la única forma de acceso viable para llevar a los más de 60.000 aficionados hasta el Arena Corinthians”, apunta el rotativo.

El sindicato de trabajadores del metro han alzado su voz mediante la huelga con el fin de que se le devuelva el empleo a 42 trabajadores que fueron despedidos durante algunas protestas.

No obstante, para el gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, rechazó cualquier posibilidad de que eso ocurra porque “el motivo de los despidos no fue la huelga y sí el vandalismo producido durante las invasiones a las estaciones” de metro de la ciudad.

Transporte urbano se paraliza en Natal

Natal también sufriría los estragos de las protestas.  Empleados del servicio masivo de buses en dicha ciudad, que se ubica al noreste del país y único medio de transpoter público de Natal, revelaron que iniciarán una huelga a partir de la medianoche en reclamo de mejoras salariales.

La mayoría de las protestas se realizan en contra del apabullante gasto público de 11.000 millones de dólares, según se estima, en la organización de la Copa Mundial que va desde readecuación de estadios, construcción de hoteles etc., y varias protestas han sido convocadas para el día de la apertura del Mundial en al menos nueve de las 12 ciudades sede del torneo.