World Cup 2014

Copa Mundial | Estados Unidos trabaja intensamente en Sao Paulo sin miedos a los riesgos de lesiones

Michael Bradley

Photo Credit: 
USA TODAY Sports

SAO PAULO, Brasil - A medida que la cuenta regresiva acerca la inauguración de Brasil 2014, además de preparar los encuentros inaugurales, los seleccionados se preocupan por evitar a toda costa lesiones que aumenten la extensa lista de futbolistas dados de baja para la cita orbital.

Estados Unidos es uno de los equipos que se puede declarar tranquilo en este aspecto. Tras la polémica por la salida de Landon Donovan del grupo (decisión del entrenador), Jurgen Klinsmann no ha tenido que descartar a ningún hombre por lesión ni tiene entre algodones a ninguno.

Sus primeras prácticas ya en terreno brasilero se realizaron con todos sus hombres en perfectas condiciones. Incluso Brad Davis, quien se perdió el encuentro amistoso ante Nigeria el sábado pasado antes de viajar a Sudamérica, trabajó sin problemas lunes y martes en San Pablo.

Michael Bradley, uno de los hombres claves de Estados Unidos y quien tiene entre la lista de lesionados fuera del Mundial algunos amigos, comentó acerca del manejo que se le da al tema, “hay ciertas cosas que como jugador haces para prevenir lesiones y mantenerse en forma. Pero al final, si te paras en el campo, si juegas, vas a dar todo lo que tienes y desafortunadamente hay cosas que pasan sin que se puedan evitar. Ningún jugador quiere ver a otro lesionarse y tener que perderse el torneo más importante de todos”, aseguró el mediocampista.

Por su puesto Bradley hizo el tema personal al referirse a Marco Reus y Kevin Strootman, quienes jugaron con él en Borussia y As Roma respectivamente. “… Dos amigos, que odias tener que verlos perderse una oportunidad de estas. Parte del deporte es obviamente lidiar con lesiones, y saber que hay momentos en los que las cosas pasan sin que se pueda hacer nada. Yo sé que hablo por todos mis compañeros cuando digo que odiamos ver estas noticias”, concluyó.

Y si bien faltan aún entrenamientos antes de que comience la competencia, Estados Unidos agregó una prueba más a su preparación. Con los ojos puestos en mejorar y por su puesto en no tener lesionados, el seleccionado estadounidense se medirá a puerta cerrada ante Bélgica el viernes.

Entre tanto, los ojos del mundo siguen pendiente de la evolución del brasilero Neymar, tras un incidente en el que se dobló uno de sus tobillos. El delantero del Barcelona retomó las prácticas con normalidad, pero la atención se centra en que el incidente no haya dejado secuelas.

En un tono mayor, Cristiano Ronaldo y su estado físico sí es de total incógnita. Fuentes en Portugal aseguran que estaría listo para el debut en Brasil, algo difícil de confirmar si se tiene en cuenta que hasta ahora no ha tenido minutos en los amistosos de preparación y en cambio sí fue necesario que la Federación de Portugal oficialmente aceptara sus problemas musculares