World Cup 2014

Copa Mundial | Jozy Altidore vuelve al gol y marca doblete en victoria 2-1 de Estados Unidos sobre Nigera en último ensayo antes del Mundial

JACKSONVILLE, Florida – Casi siete meses tuvo que esperar Jozy Altidore para volver al gol, y que forma de hacerlo.

El goleador estadounidense se mandó un doblete en la victoria 2-1 de Estados Unidos sobre Nigeria en lo que fue el último duelo de preparación de la escuadra de Jurgen Klinsmann previo a su debut en la Copa Mundial Brasil 2014.

Con un nuevo récord de asistencia en el EverBank Field de Jacksonville, el duelo sirvió también para condecorar la gloria del norteamericano Tim Howard, quien además de ser el portero con más victorias en la historia del equipo nacional, cumplía su presentación número 100 con la camiseta de las barras y las estrellas.

El encuentro arrancó con dos esquemas diferentes. Los locales apelaron a su tradicional 1-4-4-2 con rombo en la mitad de la cancha, donde Bekerman se ubicaba delante de los defensas centrales, Bedoya y Jones abiertos hacia las puntas y Bradley ubicado como enlace en medio de los delanteros en punta.

El equipo visitante llegó con un atrevido 1-4-3-3 que apelaba a su clásica fortaleza física y rapidez de movimientos, así como a una apertura de cancha que pudiera complicar las intenciones del rival.

Ya en el compromiso, las acciones en los primeros minutos se daban de manera alternada en cuanto a posesión de balón, pero sin un real acercamiento a las áreas rivales. Tuvimos que esperar hasta el minuto 15 para que, a la salida de un tiro de esquina, Nigeria se encuentre con un remate de cabeza contra el piso de parte de Ameobi, que complicó al portero Howard que con esfuerzo desvió el balón. La jugada terminó invalidad por el árbitro central del compromiso por carga ilegal en contra del portero.

Eso fue lo más cerca a puerta contraria que tuvo Nigeria en el primer tiempo. A partir de ese momento, la selección norteamericana iba a comenzar a tomar las riendas del partido.

A los 22 minutos Bradley iba a dar la primera alerta a los nigerianos cuando, luego de ganar la pelota en tres cuartos de cancha, buscaba su perfil de derecha para rematar un disparo que el portero Enyeama desviaría al tiro de esquina. Un minuto más tarde, Jones tendría la oportunidad de rematar de media distancia luego de tomar un rebote y enviar el balón muy cerca del horizontal. Cinco minutos después, Bradley inventaba una media bolea a la altura del punto penal luego de un mal rechazo de la zaga verde y emocionó a los aficionados.

El gol era cuestión de minutos y los encargados serían los dueños del carril derecho del ataque de Estados Unidos. A los 30 minutos Bedoya luchaba y ganaba un balón en la mitad de la cancha, busca en pase de profundidad a Johnson que gana la línea de fondo y pone un “centro de la muerte” que Altidore aprovecha para anotar a placer. Estados Unidos 1 Nigeria 0.

A partir del gol de la ventaja, el equipo norteamericano parecía controlar el juego sin mayores complicaciones, pero los nigerianos parecían volver a pensar en el arco contrario cuando a los 40 minutos Onazi trataba de sorprender con un remate de media distancia que llegó fácil a las manos del portero Howard, que 3 minutos más tarde, tuvo que volver a intervenir cuando Ambrose tomaba con mucha facilidad un centro a la salida de un tiro de esquina, y que de cabeza y contra el piso, puso en aprietos a los locales. Era la última jugada de la primera etapa.

Para la segunda mitad Nigeria ensayaría dos cambios en la mitad del campo desde el inicio. Gabriel reemplazaba a Osaze y Babatunde entraba al campo de juego por Obo Mikel. Estados Unidos regresaba al mismo once inicial al campo de juego.

Los cambios no iban a ser muy efectivos para los visitantes, ya que el equipo de Klinsmann seguía con las riendas del encuentro, destacando una actuación importante del mediocampista Bradley, quien era el eje por donde circulaban todos los balones norteamericanos.

Estados Unidos se volvió muy superior ante un ineficiente rival. La imbatibilidad histórica de la selección norteamericana en Jacksonville no estaba en duda.

A los 67 minutos se iban a juntar los dos mejores jugadores del partido para sellar la superioridad de los locales. Bradley ponía un certero pase en profundidad para la llegada de Altidore por el sector izquierdo que buscando remate de derecha, logra poner la segunda.

La situación iba a seguir siendo favorable para Estados Unidos ya parecía estar más cerca la tercera que el descuento de los rivales, sin embargo, en una jugada de poca historia, a los 85 minutos Besler comete una falta al nigeriano Moses dentro del área y el árbitro sanciona el correspondiente tiro penal. El mismo jugador objeto de la falta lo convierte en gol. Estados Unidos 2 Nigeria 1.

El partido continuó en la misma tónica que antes del descuento. La superioridad de Estados Unidos era evidente aunque no se reflejaba en el marcador. El árbitro marca el centro del campo para determinar la finalización de lo que fue, tal vez, el mejor encuentro de los locales en estos partidos pre-mundialistas.