World Cup 2014

Copa Mundial | La excelsa tradición del álbum Panini del Mundial: una Biblia futbolera, una obsesión de coleccionistas

Panini sticker World Cup album

Photo Credit: 
Action Images (Reuters)

En Tiro Libre Radio, tres de los panelistas quieren el álbum, al otro le da pena

Se viene la época mundialista, y para muchos, eso conlleva mucho más que simplemente ver los partidos de fútbol como si se tratara de un torneo más. Cada cuatro años, como si se tratara de una tradición que hace parte de la Copa Mundial, millones de aficionados coleccionan el álbum oficial del torneo, el cual es creado y distribuido por la empresa italiana Panini.

Ya han sido varias generaciones que han crecido con esta tradición, la cual es pieza fundamental para vivir la experiencia mundialista de lleno. Dicha experiencia no solo se vive en la niñez o cuando se es padre de un obsesionado infante, sino también es compartida por mayores de edad. Obviamente algunos de estos mayores, es porque han crecido haciéndolo cada cuatro años, y es algo que simplemente continúan realizando aun siendo adultos.

En la Redacción de FutbolMLS.com tampoco nos quedamos atrás y ya estamos esperanzados en intercambiar las láminas, estampas, pegatinas, cromos, stickers, etc.

Coleccionistas sin Límite de Edad

Particularmente en los países latinoamericanos es toda una tradición ir a buscar el álbum y los sobrecitos con las estampas adhesivas a tu distribuidor más cercano, que generalmente es una tienda pequeña de abarrotes o una papelería a la vuelta de la esquina de tu residencia. Lo cual a temprana edad facilita la convivencia con otros de la misma edad para intercambiar las estampitas ya sea en tu barrio, o con los compañeros de la escuela.

Para los adultos es un poco más complicado, ya que seguramente no es de lo más profesional o a veces por vergüenza, llegar a intercambiar estampitas en una oficina de trabajo. Sin embargo, con la tecnología de hoy, pues es mas fácil encontrar donde habrá gente con el mismo interés intercambiando estampas o revendiéndolas en dado caso.

Aunque algunos adultos, seguramente opinarán como el experimentado editor y analista de MLSsoccer.com Simon Borg, quien comentó al aire en Tiro Libre Radio que a él le daría pena que su hija lo viera coleccionándolo.

Las ‘Difíciles’, las Estampitas de los No Mundialistas

Regularmente existen muchos mitos alrededor de dichos álbumes, sobretodo para los que se obsesionan con tener que completarlo o llenarlo todo. Lo más común es que se diga que hay estampitas más difíciles de que te salgan o de conseguir. Aunque de acuerdo con dirigentes de la empresa Panini de diferentes países, ese no es el caso. Lo que sí es un hecho, es la tremenda frustración que se siente cuando te salen puras repetidas una y otra vez, sobretodo cuando ya estás muy cerca de llenar tu álbum.

Una de las cosas que en los antiguos álbumes era un problema, era que por lo tiempos, algunos jugadores incluidos en el álbum a final de cuentas no asistían a la Copa Mundial, por lo cual algunos que si lo hacían se quedaban fuera del mismo. Un ejemplo muy claro es el del hoy director técnico de la selección mexicana Miguel Herrera. El famoso "Piojo" no estuvo incluido en la lista final que asistió a la Copa Mundial USA ’94, pero sí estaba en el álbum. Por lo cual si eres jugador y aspiras a ir al Mundial, no debes dar por hecho que estarás en la lista de 23 solo porque eres protagonista de una estampa.

Para solucionar ese desperfecto, Panini ha hecho la edición de Brasil 2014 un tanto distinta. Ya que toda la información de cada jugador se encuentra en la misma estampa y no en el álbum como había sido durante años. Así, en caso de que un jugador quede fuera y otro tome su lugar, la empresa simplemente lanzará las estampas ‘extra’ para reemplazar al ausente.

El Fallido Sistema Noventero: Trauma Personal

Durante los mundiales de los años 90, era muy común tener que usar la opción que la empresa daba a los que les faltaban pocas estampas para completar su álbum para poder llenarlo. Esta consistía en enviar una carta (por correo físico, no por correo electrónico) a Panini con una lista de las estampas faltantes, las cuales ellos enviarían unos meses después.

El asunto aquí radicaba en que no tenías la certeza de que dicha carta les hubiera llegado. Segundo, el error humano, ya que estas cartas estaban hechas a mano, tanto el mensajero como el receptor podían equivocarse en un número o nombre. Bastaba con una equivocación para que te quedaras con un álbum inconcluso.

Particularmente me considero una victima de dicho sistema. Para mi álbum del Mundial de USA ’94, aun sigo esperando que llegue la estampita en que viene la selección de Colombia posando para la foto previo a un partido. La verdad no recuerdo si el error fue mío o de quien se encargó de mandármela, para el caso es lo mismo, al álbum le falta una estampita.

Biblia Futbolera

Mas allá de ese frustrante momento, aún puedo recordar mis “experiencias mundialistas” desde muy niño coleccionando los álbumes. Mi experiencia data desde Italia 1990, Mundial del que recuerdo muy poco en cuanto a partidos, pero sí recuerdo ir a comprar las estampitas y pegarlas. Fue en aquel Mundial en el que también me hice la pregunta, de por qué México no estaba en el álbum, por qué mi selección no estaba en la Copa Mundial. Hasta hoy una pregunta que no me he tenido que volver a hacer, en gran medida gracias a San Zusi, pero ese es otro tema.

Estos exitosos álbumes no solo sirven como una diversión para coleccionistas, sino que también de alguna forma son libros de historia y estadística. A través de ellos puedes aprender qué países participan, como fue que llegaron ahí y sus pasos por las eliminatorias, conocer jugadores de todo el orbe y en qué clubes juegan. Incluso es un calendario de la Copa en sí mismo, que también te da una ligera perspectiva del país organizador y sus sedes.

Yo aun los conservo todos, y antes de que existiera Wikipedia o de tener que explorar cualquier enciclopedia, prefería consultar algún álbum en especifico para encontrar algún dato. De hecho ocasionalmente aún lo hago. De alguna forma el álbum es mucho más que una guía, es una especie de Biblia mundialista que se renueva cada Mundial.

De Conocimiento Global

Hoy el marketing y la globalización han hecho que este fenómeno explote. Incluso hay jugadores, periodistas, y demás celebridades que son auspiciados por Panini. Dichas celebridades se encargan de hacerle la publicidad sin necesidad de scripts, ya que ellos mismos tienen sus experiencias con el álbum, y hacen la publicidad en sus redes sociales personales.

Sin embargo, antiguamente, cuando la globalización aún no nos alcanzaba, los álbumes eran simplemente algo que ibas conociendo más por voz que por publicidad. Y desde tu ciudad, te preguntabas si realmente en otras latitudes también tendrían esta manía de coleccionistas. Hoy sabemos que la respuesta es si.

De lo que no tengo la certeza es de si los propios jugadores coleccionan por lo menos sus ‘propias’ estampitas. Si es así, el director técnico de los Estados Unidos Jürgen Klinsmann debe tener tres con la selección de Alemania. Los símbolos de Estados Unidos y México, Landon Donovan y Rafael Márquez, deben estar por coleccionar su cuarta.

Particularmente, de la empresa Panini no recibí ni un centavo por realizar este articulo, por si se lo estaban preguntando. Genuinamente creo que es un producto que está adherido a la Copa Mundial, un producto que me ofrece algo en el presente, pero también me hace recordar… y recordar es vivir.