World Cup 2014

Copa Mundial: Rafael Márquez asegura que con los 'europeos' podrán solventar los fallos de México

Análisis y reacciones de los protagonistas del partido en Tiro Libre Radio

GLENDALE, Arizona - Hasta el miércoles en la noche, Rafael Márquez había anotado 12 goles con la selección mexicana en 120 partidos. Pero la anotación al minuto 49 para descontar sobre Estados Unidos un partido que perdía México 2-0 fue la primera del capitán del Tri ante su archirrival futbolístico.

Lo mejor para el de Zamora es que consiguió sacarse ese clavo en el que posiblemente haya sido su último partido contra EE.UU.

“Fue algo especial, fue un partido con mucha llegada por parte de los dos equipos", reconoció Márquez tras el partido. "Metí un gol, creo que di una buena actuación, me siento en un buen nivel, y me voy satisfecho porque fue una linda rivalidad mientras duró”.

"Sirvió [el gol] para que el equipo volviera, cayó el segundo y se tuvo oportunidad de hacer el tercero", comentó Márquez.

México tuvo un pobre arranque en la primera mitada, donde fueron neutralizados por Michael Bradley y compañía. Sin embargo, en la segunda mitad, México fue otro y logró empatar el cotejo en base a la presión ejercida sobre el contrario.

"En el segundo tiempo lo hicimos mejor, el equipo fue más intenso y hay que aprender de las dos partes", señaló el capitán del Tri. "Tuvimos una buena reacción, y creo que era necesario en un encuentro como éste porque nos alcanzó al menos para el empate".

A dos meses del Mundial, Márquez es prácticamente el único jugador de México que tiene ya asegurado su tiquete a Brasil. Miguel Herrera deberá escoger ahora entre los jugadores que ya probó de la Liga MX y los que juegan en Europa.

“Ellos también aportan muchísimo", reconoció Márquez sobre los 'europeos'. "Así que cuando vengan esperemos que podamos solventar todo lo que a lo mejor hoy nos faltó”.

De todas formas, Márquez tiene en claro que para que la selección mexicana tenga un buen funcionamiento entre los dos grupos de jugadores, el entendimiento mutuo será la clave. Siempre y cuando vaya de la mano con un tiempo significativo de preparación.

“Fue también el poco tiempo para acoplarnos a los que vinieron a jugar su primer partido", afirmó Márquez. "Esa vez [contra Nigeria] el equipo venía con gente de Europa para su primer partido, entonces hay que sacarle lo positivo a todo esto porque no hay mucho tiempo para seguir viendo gente”.

México jugará su primer partido en Brasil el 13 de junio, en un poco más de dos meses, ante Camerún. Aunque tienen las herramientas para dejar atrás un 2013 para el olvido, deberán ponerlas a trabajar.

“La experiencia que nos deja es de tratar salir desde un inicio como lo hicimos en la segunda parte”, agregó el capitán mexicano. "Hubo bastantes oportunidades. Hay que aprender, hay que seguir trabajando, aún nos quedan partidos de preparación".