World Cup 2014

Copa Mundial | Carlos Vela no se traiciona a sí mismo, su sueño no es la Tricolor mexicana | OPINIÓN

NUEVA YORK - Este lunes, el técnico de la Selección de México Miguel Herrera y la Federación Mexicana de Fútbol anunciaron que tras reunirse con el delantero Carlos Vela, este no sería convocado para el Mundial Brasil 2014 porque consideran no tiene el compromiso que se requiere en selección. Horas más tarde, la estrella de la Real Sociedad de San Sebastián publicó una carta a través de la red social Twitter, en la cual aclara por que no estará, sumándole a lo anteriormente ya dicho por Herrera.

Vela expresa en su carta, que está principalmente dirigida a los seleccionados mexicanos que pasaron por la dura eliminatoria, las críticas que esta conllevaron.

“Solamente irán 23 jugadores a Brasil. La gran mayoría o todos los que asistirán al Mundial serán muy afortunados. Algunos de estos 23 han vivido, gozado y sufrido esta calificación y no sería justo por mi parte el que alguno de ellos se quedara fuera para cederme su lugar”.

Vela fiel a su decisión

Vela ha dejado en claro que más allá de si estamos o no de acuerdo con su decisión, nadie puede negar que él ha sido constante desde que decidió no venir más al Tricolor.

“En esta decisión lo único que he sido es congruente con mis anteriores reuniones. De principio a fin. Cuando uno no se traiciona así mismo, tiene uno garantizado el éxito personal. Nunca me voy a traicionar y tampoco a las personas que creen en mí”.

Muchos de los detractores de Vela expresaban que el jugador se ahorraba venir a la selección en tiempos difíciles, pero que seguramente con bandeja de plata puesta se subiría al barco del Tri para estar en Brasil 2014. Sin embargo, una vez más Carlos les dio una cachetada con guante blanco. Vela se bancó tampoco venir en las buenas, él mismo rechazó la convocatoria a la Copa Oro 2011 (México fue campeón), rechazó los Juegos Olímpicos de Londres 2012 (México fue campeón). Vela tomó una decisión, y le fue leal a ella sin importar las circunstancias en las que se encontraba la selección. ¿Y ahora qué se van a inventar para criticar esta decisión, no era esto lo que finalmente ellos decían sería lo correcto, que ya no viniera más en este ciclo?

Y a fin de cuentas, ¿porque habría de venir al Tri? Muchos hablan de lo que se pierde él al no venir, incluidos los patrocinadores e imagen que acompaña ser parte de ella. Sin olvidar lo deportivo, el poder destacar con la camiseta de tu país.

Falso Patriotismo

¿Por qué no podemos simplemente aceptar que alguien le diga que no a la selección? Sencillo, México en un país donde la selección es tratada como si fuera sagrada, como si la patria misma estuviera representada por once futbolistas, como si fuera un privilegio y honor venir a vestir esta camiseta, y todo lo demás que nos intenta vender la televisión y agremiados.

A Vela le llueven las críticas por no venir, pero esto es solo fútbol, es una profesión, el que no lo entienda así debería de replantearse muchas cosas. Ojo, no digo que no haya pasión ni entusiasmo, y que evites que el futbol te genere emociones, pero de ahí a pensar que un país depende del futbol o un futbolista en específico… hay una diferencia enorme. El falso patriotismo.

La libertad de soñar más allá de una selección

La selección es hoy una idea romántica en la mente de muchos aficionados y futbolistas creada y basada en lo que un día fue el fútbol, que hoy lucra con las ilusiones que venden a través de una pantalla de TV. Y si partimos de esa premisa, Vela no se pierde de nada. El tipo juega al más alto nivel en España, es figura, es crack, es respetado, juega al fútbol, y no lo estamos perdiendo de sus grandes actuaciones por estar pensando en él como el traidor más grande de la historia azteca. Así como los argentinos se pierden de Messi cuando deciden simplemente hacerlo menos porque no es el mismo del Barcelona con la albiceleste.

¿Por qué no puede él sencillamente decir que no quiere venir?, ¿Por qué tiene que hacerse un drama alrededor de su decisión?

Futbol vs. NoVela

Y mientras sigamos envueltos en la novela Carlos Vela, lo único que propiciamos es perdernos de disfrutar del gran futbolista que es, de sus hazañas en la Real, del gran jugador que es el mexicano. Pareciera que en México simple y sencillamente no nos gusta que los nuestros destaquen en donde sea, y siempre se haya la manera de criticar a los que tienen tintes de ídolos. Y para no ir más lejos, ahí esta el ejemplo de Hugo Sánchez.

A fin de cuentas Vela no pierde nada, y México tampoco, el hubiera no existe. Los que se pierden en las criticas extra futbolísticas sobre Vela, se pierden del mejor jugador de México en la actualidad.

¿Cuándo dejamos de vivir el fútbol como tal, y las ‘novelas a su alrededor’ se volvieron mas importantes? O será que en verdad es como dijo un sabio, el fútbol es la novela de los hombres.