Violencia empaña el amistoso entre Benfica y Panathinaikos

TORONTO -- En un partido con un primer tiempo accidentado y hasta cierto punto violento en el BMO Field, el Benfica portugués empató a cero goles con su similar griego Panathinaikos FC este domingo.


Si bien es cierto que el encuentro estaba pactado para ser amistoso, la rivalidad de los campeones de sus respectivas ligas hizo que los roces llegaran a su máxima expresión al final del primer tiempo, con un zafarrancho que le restó méritos al espectáculo futbolero para el cual pagaron un poco más de diez mil aficionados.


El combinado lusitano no trajo a su goleador Oscar Cardozo, quien se encuentra en Paraguay convocado por su selección; tampoco viajaron el argentino Angel di María y los brasileños Luisao y Ramires. Quien sí llegó fue el ex jugador de Barcelona y Real Madrid Javier Saviola.


Al principio fue el cuadro portugués el que quería imponer su estilo de juego, pero de a poco los helénicos también se fueron soltando, llegando a ser los que más peligro llevaron a la portería de José Moreira.


A los cinco minutos, Eder Oliveira puso un centro para Alan Kardec, quien le ganó a la defensa y resorteó bien frente al portero Orestis Karnesis, pero su cabezazo se fue por encima del travesaño.


El Benfica era el encargado de manejar las acciones en los primeros minutos, frente a un tibio rival que intentaba ordenar sus líneas; esto no le tomó mucho tiempo, pues poco después comenzó a gestar jugadas desde la media cancha, teniendo en el argentino Sebastian Leto a su mejor armador.


El entrenador portugués Jorge Jesús no esperó mucho tiempo para meterle fuerza a su delantera y al minuto 16 hizo entrar al habilidoso argentino Javier Saviola por el defensor Luis Filipe. En el recuento de la primera media hora del cotejo era el el que manejaba mejor las acciones, con una media cancha mejor organizada, mientras que el equipo portugués intentaba aprovechar la velocidad de Saviola y Oliveira.


Al minuto 28 nuevamente Leto puso en aprietos a la zaga lusitana, ya que en un remate a boca de jarro obligó al portero Moreira a esforzarse para contener un balonazo; el cuadro rojo portugúes respondió pocos minutos después con una escapada de Kardec, quien centró el balón a tierra de nadie, en una gran oportunidad para su equipo.


En el recuento de la primera media hora del cotejo era el Panathinaikos el que manejaba mejor las acciones, con una media cancha mejor organizada, mientras que el elenco portugués intentaba aprovechar la velocidad de Saviola y Oliveira.


Casi por concluir el primer tiempo, el defensor lusitano David Luiz se ganó la tarjeta roja, por su segunda tarjeta amarilla, en una falta contra Stergos Marinos.


Al minuto 45 el encuentro se le salió del control a la terna arbitral cuando el partido cambió de tónica y de ser un encuentro amistoso pasó a convertirse en un zafarrancho en el que intervino la mayoría de jugadores de ambos equipos que se fueron a las manos.


En la segunda mitad, y con los ánimos calmados, fue el equipo rojo el que mostraba más iniciativa, comandados por su vieja estrella Nuno Gomes, quien sustituyó al argentino Saviola.


Ambos equipos se dedicaron a ofrecer un mejor espectáculo, y al minuto 66 el griego Ante Rikavina estrelló un balón en el travesaño, en la oportunidad más clara en el complemento. Tres minutos más tarde fue su compañero brasileño Silva Cleyton quien probó con un tiro de larga distancia, fácilmente controlado por el cancerbero Moreira.


Por su parte del Benfica, que jugaba con un hombre menos, intentaba romper marcas y abrir espacios para llegar hasta la portería de Mario Galinovic, que entró por Karnezis.


A pesar de las insistentes llegadas, el campeón griego no pudo romper el cerrojo defensivo y los 90 minutos concluyeron con un empate sin anotaciones.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).