Villa rescata a España del abismo

JOHANNESBURGO, Sudáfrica -- La Roja salvó su primer match-ball ante una Honduras demasiado estéril en ataque y que si no salió trasquilada del Ellis Park de Johannesburgo fue por la falta de concreción en sus llegadas del actual campeón de Europa.


Sólo David Villa encontró el camino adecuado para romper el candado de la meta de Noel Valladares, aunque después la suerte le sería esquiva al estrellar un balón en el travesaño y en el lanzamiento de un penalti del que fue objeto Navas y que el nuevo atacante del Barcelona tiró fuera.


España arrancó con las mismas dudas que le llevaron a naufragar contra Suiza. Movimiento lento de balón y escasa o nula profundidad. Del Bosque buscó dar una mayor elasticidad a la ofensiva hispana con Navas y Torres desde el inicio, pero ni el uno ni el otro tuvieron su mejor noche. Curiosamente, fue el único aviso serio de los Catrachos en todo el encuentro, con un balón largo de Wilson Palacios sobre David Suazo que le quitó Casillas casi en los pies, lo que hizo despertar de su letargo a España, que en la jugada siguiente entregó el cuero a Villa, esta vez en la posición de extremo izquierdo. El 'Guaje encaró a dos defensas, los dejó atrás con un hermoso quiebro de cintura y luego superó a Mendoza con un cañonazo cruzado a la escuadra (17').


El 1-0 estabilizó las arterias del combinado ibérico, que empezó a cocinar a fuego lento a un rival muy inferior tanto a nivel táctico, como físico y técnico. Las ocasiones llegaron en tropel, pero la obcecación de los jugadores españoles en querer meterse 'hasta la cocina' les llevó a marrar hasta cinco ocasiones francas de gol.


Las perspectivas mejoraron en el arranque del segundo período con un nuevo gol de Villa, esta vez con un derechazo desde el borde del área que, tras pegar en Chávez, despistó a Valladares (51'). Sergio Ramos tuvo muy cerca el 3-0 un minuto más tarde, y dos después fue Xavi quien desperdició lo que parecía un gol bastante diáfano.


España parecía satisfecha con el deber cumplido y aflojó el diapasón en la última media hora, justo después de que Villa perdiese la ocasión de firmar un 'hat-trick'.


Honduras dio muestras de su ineptitud de media cancha en adelante y también pareció dar por bueno un resultado que aún le deja con vida en el torneo, aunque dependa de una casi imposible carambola, visto lo visto, para continuar carretera y manta hacia octavos.


Reinaldo Rueda, el preparador colombiano de los Catrachos, reconoció la abrumadora superioridad de su rival:


"Hemos tratado de contrarrestar la armas de España, pero nos ha resultado imposible porque es un equipo que tiene muchísima calidad y numerosos recursos".


Iker Casillas, el portero del equipo español, dio por bueno el resultado, aunque se autoimpuso la necesidad de mejorar algunos aspectos:


"Creo que hemos mejorado básicamente en la finalización, que fue nuestro gran hándicap frente a Suiza. El equipo tiene confianza en sus posibilidades, aunque es cierto que hemos desperdiciado bastantes ocasiones que nos habrían podido dar un triunfo mayor.


Confío en que frente a Chile ajustemos un poquito más el punto de mira y acabemos más jugadas. Va a ser un partido complicado porque Chile es muy buen equipo y viene de ganar sus dos partidos. Los conocemos bien y ellos a nosotros, pero su estilo nos va mejor que el de Honduras o Suiza. Queremos seguir aquí y vamos a salir a demostrar que no se nos ha olvidado jugar y ganar", dijo el meta del Real Madrid.


 


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).