United tutea al AC Milan en el RFK

WASHINGTON – En una actuación atípica para un club que ha sido el hazmerreir de la actual temporada de la MLS, el D.C. United derrotó 3-2 al histórico equipo italiano AC Milan en un partido amistoso internacional realizado en el Estadio RFK, con más de treinta mil personas como testigos.


Contra el rival menos esperado, el cuadro capitalino hizo un alto en la falta de efectividad ofensiva que lo ha caracterizado en este 2010 y anotó por intermedio de Luciano Emilio, Chris Pontius y Danny Allsopp para sacar una ventaja de 3-0 que sin embargo fue descontada en la complementaria con dos goles de Massimo Oddo, uno de ellos de penal.


Desde el mismo comienzo de las acciones, los brasileños del Milan quisieron imponer el ritmo y a los dos minutos de juego se combinaron en una jugada vistosa, en la que Ronaldinho le pasó de espaldas al arco el balón a su compatriota Pato, quien remató con un tiro fuerte que atajó con seguridad el portero local Bill Hamid.


Otra vez Pato, a los 8’, se desplazó velozmente desde su ubicación en la zona ofensiva del mediocampo “rossoneri” y llegó para disparar con contundencia el balón, que esta vez pasó por encima del palo posterior del arco.


Fueron las dos primeras de una seguidilla de llegadas que caracterizaron la ofensiva italiana en el primer cuarto de hora de juego, hasta que el United reaccionó de a poco y se coló hasta la zona defensiva del Milan a los 20’.


Tras un tiro libre de Santino Quaranta que pegó en la barrera, Stephen King capturó el balón y la mandó al segundo palo, donde Pontius la tocó para Luciano Emilio, éste pasó tranquilamente por un lado de dos defensores del Milan y remató sin vacilar con la seguridad que lo caracteriza para abrir el marcador a favor de su club.


La ventaja hacía justicia, no al dominio que había ejercido el onceno visitante, sino al ímpetu con el que se paró D.C. en la cancha que dio otra vez resultado al minuto 30, cuando Pontius cabeceó un saque de esquina de Quaranta para colocar el 2-0 en la pizarra.


Después de una reacción infructífera de los visitantes, el United devolvió rápido el balón a territorio contrario y esta vez fue el hondureño Andy Najar quien lo conectó cruzado desde la derecha que casi sorprende al cancerbero Christian Abbitai.


El AC Milan seguía jugando sin apuros, el espectáculo lo estaba poniendo el club local, y los lombardos estaban como adormecidos y sólo intentaban el pelotazo hasta donde se encontraba Pato, quien fue pescado varias veces en fuera de lugar.


Fue sobre el pitazo final de la primera etapa que Ronaldinho casi logró el descuento con una genialidad frente a portería, y cuando el balón casi traspasó la línea final llegó el defensa costarricense Rodney Wallace para sacarlo y dejar las cifras iguales antes de irse al descanso de rigor.


Ante las exigencias del público, que quería ver a un Milan más real, Ronaldinho se decidió a jugar y aunque hubiese sido más para la tribuna que para la causa de su club, intentó una chilena que se estrelló contra el palo izquierdo de la valla defendida ahora por Troy Perkins, quien reemplazó a Hamid durante el descanso.


Luego, el gran ausente de Brasil en el Mundial de Sudáfrica fue tumbado dentro del área en una jugada bastante dudosa pero en la que no pudo engañar al árbitro principal.


Fue la última oportunidad de anotar para el ex Balón de Oro, que fue retirado a la hora de juego de la cancha por el técnico italiano Mauro Tassoti. Mientras los aficionados tributaban una ovación de pie a Ronaldinho, se produjo el gol que aparentemente aseguraba el triunfo para los capitalinos.


Allsopp se adelantó para llegarle a un balón rifado desde los tres cuartos de cancha y ante la salida en falso de Abbitai, el australiano apenas lo tocó saltando por encima del guardameta y la bola se coló hasta el fondo de la red para el 3-0 parcial.


En la vuelta 70’, Oddo cobró un penal para poner el juego 3-1 y cuatro minutos más tarde el mismo carrilero conectó un zapatazo de larga distancia a dos metros de la media luna, inatajable para Perkins.


Oddo había entrado a la cancha decidido a borrar rápido la ventaja y minutos después volvió a disparar desde la misma zona pero esta vez el balón se le fue alto por poco centímetros en lo que parecía el empate, que aunque no lo fue puso un nudo en la garganta al United.


Al final el plantel “rossoneri” se volcó a la cancha del local en busca del empate, pero los defensores locales y el meta Perkins se defendieron con las uñas para preservar la diferencia y sellar un triunfo que esperan les de aliento para continuar su lucha por la recuperación en la actual campaña emelesera.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).