Una España herida en su orgullo se aísla de las críticas

Durban, SUDÁFRICA -- Lo peor no es perder, sino la cara que se te queda. Eso debe pensar en estos momentos la selección española, que aún no ha logrado recuperarse de la pesadilla vivida en su debut mundialista ante Suiza.


Los discípulos de Vicente del Bosque están pasando por el que quizás sea su momento más delicado desde que defienden los intereses de La Roja. Acostumbrados a un clima triunfal, sembrado a base de victorias (45 en los últimos 47 encuentros), el varapalo sufrido ante los helvéticos les ha transportado de golpe y porrazo a una dimensión completamente desconocida hasta ahora.


Del triunfalismo y la fe que dejó como secuelas la victoria en la última Eurocopa se ha pasado a un clima afilado y tenso en el que el temor al fracaso en lo que se presentaba como una oportunidad histórica para hacer algo grande se ha instalado de manera peligrosa en la concentración de Potschefstroom.  


Como suele suceder en estas circunstancias, tanto la prensa como la afición, principales transmisores de ese pertinaz optimismo en una escuadra de muchos quilates que viene demostrando su categoría en los últimos tiempos, han sido los primeros en afilar las garras contra el equipo que dirige Vicente Del Bosque, criticando con dureza tanto el juego desplegado por el actual campeón de Europa como la falta de soluciones desde el banquillo.


Precisamente, el seleccionador español ha sido señalado como el principal blanco de una derrota que compromete seriamente el camino de La Roja en esta Copa del Mundo, no sólo por la imperiosa necesidad que tiene de sacar adelante los dos encuentros que le quedan en esta primera fase (ante Honduras y Chile), sino porque de lograr la segunda plaza se tendría que jugar los octavos de final nada menos que con Brasil.


Curiosamente, el anterior seleccionador nacional, Luis Aragonés, ha sido uno de los más críticos con Del Bosque. Aragonés, que comenta el Mundial para 'Al Jazeera', señaló en el canal árabe que lo ocurrido se veía venir y que este equipo tiene un problema que viene de lejos. Además, aseguró que "nadie gana un título ni un partido antes de jugarlo. España lo hizo sin convencimiento", señalando directamente a Del Bosque como el causante de ese clima triunfante con el que se llegó a tierras sudafricanas.


Hombre mesuroso donde los haya, Del Bosque ha evitado entrar en polémicas y se limitó a responder de forma educada a los hirientes comentarios de su predecesor, por el que siente el máximo respeto y de quien siempre ha alabado el gran trabajo realizado.


"No tengo nada que decir, cada uno expresa sus opiniones. Luis conoce perfectamente a este grupo, ha trabajado con ellos y ha conseguido un éxito extraordinario, que fue la Eurocopa. Sólo puedo respetar al máximo sus opiniones. De mí no se va a escapar ni una sola palabra sobre el antiguo seleccionador porque aquí no hay dos Españas, una de Luis y otra de Del Bosque. Exclusivamente hay una. No estoy aquí para vencer ni convencer a nadie, sino para intentar que las cosas funcionen de la mejor forma posible", señaló el preparador charro.


Del Bosque acepta las críticas de buen talante, pero advirtió que no va a cambiar el guión preestablecido.


"No hemos encontrado motivos suficientes para cambiar porque tengamos enfrente a un equipo más fuerte o más débil. Llevamos bastante tiempo jugando de la misma forma que lo hicimos contra Suiza. Nos ha dado resultados y, sin embargo, esta vez no nos los dio. Tenemos nuestro estilo de juego, reconocido desde hace tiempo, y no debemos andar pegando bandazos en cada partido buscando a ver si damos con la tecla adecuada. Debemos ser estables en ese sentido", argumentó.


Sea como fuere, el técnico salmantino recuerda que "esto no ha terminado aún. Estamos dolidos, pero como deportistas debemos buscar la revancha, y por suerte la tenemos cerca, el lunes próximo contra Honduras. No digo que ganarles nos vaya a rehabilitar de cara a la opinión pública, pero sí a nuestros intereses, que todavía están intactos y con el ánimo de buscar la clasificación".


FÁBREGAS SE QUEJA DE SU SUPLENCIA


Cesc Fábregas fue el único integrante del equipo nacional español que accedió a atender a los medios 24 horas después del desastre suizo. El capitán del Arsenal, que no disfrutó de un solo minuto en el choque inaugural de La Roja en Sudáfrica 2010, reconoció que el grupo está tocado por el inesperado traspié, pero aseguró que van a darlo todo para batir a Honduras y Chile y dar el salto a los octavos.


"Ahora hay que ser más humildes que nunca y afrontar estos dos partidos como dos finales. Si no somos conscientes de ello, nos vamos a casa".\


El volante de Arenys de Mar salió al paso de las críticas de Luis Aragonés, que consideró un tanto duras.


"Yo creo que el equipo sí salió al 110% y con la máxima motivación. Lo que sucede es que Suiza hizo un gol, se encerró y aprovechó que no fue nuestro día en ataque".


Cesc no desaprovechó la ocasión para mandar un recado a Del Bosque sobre su actual situación en el equipo nacional.


"Para el anterior seleccionador yo era el jugador número 12 y con sus decisiones me lo demostró. El actual entrenador a veces se decide por otros jugadores. No cuento con los minutos que me gustaría, pero eso no me afecta. Sigo siendo competitivo", afirmó.


Lo que sí ha molestado a los jugadores españoles han sido algunas críticas, rayando la burla, que han recibido de parte de un sector de la prensa internacional, calificándoles de fiasco y de ser un equipo de mentira incapaz de batir a un equipo mediocre como el suizo.


Según ha podido saber FutbolMLS.com, los pupilos de Del Bosque consideran injustas y desproporcionadas esas críticas, amén de oportunistas. La trayectoria de España en los últimos años está ahí y no se puede obviar de buenas a primeras por un resultado adverso, aunque éste se haya producido en el Mundial. Sea como fuere, prefieren aislarse de cualquier comentario nocivo y centrarse en lo que está por llegar, y son conscientes de que ahora les tocará responder sobre el césped. La cita, el próximo lunes a las 14.30 en el Ellis Park de Johannesburgo.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).