Un partido de despedida para el olvido

Toronto_620

Photo Credit: 
Getty Images

TORONTO.- Toronto FC disputó este sábado uno de sus partidos que tuvo de todo para hacerlo quizás el más extraño que se haya disputado en el BMO Field, incluso un marcador hasta cierto punto injusto tomando en cuenta que por primera vez los escarlatas demostraron corazón, coraje y entrega en su encuentro de despedida como locales en la presente temporada.

Desde protestas de los aficionados por la pobre campaña y el hecho de que para la próxima temporada pagarán más por las entradas, el raro gol anotado por Columbus que tuvo como cómplice la espalda del portero local Jon Conway, el conato de bronca entre el mismo portero y el delantero Steven Lenhart que culminó con la expulsión de ambos, hasta terminar con la anotación del arquero William Hesmer sobre el tiempo reglamentario de juego, fueron esos elementos que hicieron de esta partido algo especial.

Y para agregarle otro elemento, según las propias palabras de Hesmer, esa es la primera vez que sale de su portería para buscar un balón perdido, y aunque desde la banca le gritaban que no lo hiciera, al parecer había algo le decía que rompiera con el molde y eso a la postre le valió para que su equipo rescatara un punto cuando ya casi se sentenciaba el marcador 2-1 en su contra.

A pesar de todo ello, el entrenador torontiano Nick Drasovic reconoció la labor de sus dirigidos, quienes esta vez sí demostraron lo necesario para llevarse los tres puntos, a pesara que tampoco estaban muchos de los que fueron titulares casi en toda la temporada.

De todos los que estuvieron en la cancha frente a Columbus el entrenador destacó la entrega del juvenil Nicholas Lindsay, quien aprovechó la oportunidad de titular y fue quien dirigió el ataque desde la punta izquierda, hasta incluso poner el pase para el segundo gol anotado por Jacob Peterson.

“Es un muchacho muy positivo con un gran nivel. Es uno de los grandes chicos que tenemos en el plantel”, comentó Drasovic, quien destacó que desde hace algún tiempo Lindsay ha demostrado su entrega con el equipo, desde que estaba en las filas de la academia de donde surgió para formar parte del plantel mayor.

Por su parte, el mismo Lindsay dijo que lo que demostró en la cancha en este partido ha sido gracias a quienes le han dado confianza, sobre todo quienes lo han empujado a dar todo lo que tiene.

“Sin duda los minutos disputados en Seattle me dieron la confianza también para entregar lo que tengo”, dijo el juvenil mediocampista.

Otro de los destacados fue el brasileño Maicon Dos Santos, anotador del gol del empate, quien dijo que fue una jugada que inició desde la media cancha y si bien es cierto que esperaba encontrar a algún compañero bien ubicado, cuando se soltó la marca de Brian Carroll fue cuando pensó en disparar, con la buena fortuna que el balón terminó en el fondo de la red.

Al final, cuando el réferi central Jorge González pitó el final del partido entre los aficionados había sentimientos encontrados, pues por una parte no quitaban el dedo del renglón con sus protestas, por la otra aplaudían la entrega de un equipo que nunca se sintió abajo y agregado a ello, el sentimiento de despedida de la temporada regular, aunque a decir verdad la despedida oficial de los torontianos será el próximo martes, cuando en partido de trámite reciban al Árabe Unido, de Panamá, por el calendario de la Concachampions, en donde ya ninguno de los dos equipos tiene algo por hacer.

El partido final de temporada para los escarlatas será de visita el próximo sábado, cuando se enfrenten al DC United, en la capital estadounidense.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).