Tévez e Higuaín ejecutan sin piedad a México

Mexico

Photo Credit: 
Getty Images

JOHANNESBURGO, Sudáfrica.- La historia se repite una y otra vez, por desgracia para México, que ya puede presumir de tener su particular bestia negra: Argentina. La albiceleste mandó a casa hace cuatro años a los aztecas en esta misma ronda de octavos, los dejó en la cuneta en las semifinales de la última Copa América, hace tres años, y ahora volvió a cortar las alas a los de Javier Aguirre en Sudáfrica (3-1) limitándose a sacar provecho de los errores de su rival y también al regalo que les hizo Roberto Rosetti concediendo el primer gol de la noche en clara posición antirreglamentaria de Carlos Tévez.


Al igual que sucediera cuatro años atrás, México movió mejor la pelota que su enemigo, incluso dispuso de las mejores ocasiones para abrir el marcador, como un disparo lejano de Salcido que se estrelló en el larguero ante la relajación del meta Romero, o un disparo con el exterior de Guardado que salió lamiendo la madera de la meta argentina, o un sensacional cambio de marcha del Chicharito Hernández que acabó con un lanzamiento del nuevo extremo del Manchester United que relanzaba las ilusiones de la afición azteca.


Pero llegó el fatídico minuto 26 y la suerte del encuentro cambió de manera radical. Márquez pierde un balón en la medular ante Messi, éste mete una pelota profunda hacia la posición de Tévez, que no llega en su pugna con Óscar Pérez, pero el meta de Jaguares no acierta a atajar el cuero y el rechace lo recoge Messi, quien sirve la pelota a Tévez. El delantero del Manchester City, en claro fuera de juego, sólo tiene que empujarla a las mallas. Pese a las airadas protestas de los mexicanos, el italiano Rosetti concedió el tanto a las huestes dirigidas por Maradona y abrió la caja de Pandora de los de Aguirre.


Lo cierto es que México fue una vez más fiel a sí mismo y mostró sus carencias psicológicas en el momento en que el asunto se puso feo. Descentrados por un gol que, todo sea dicho, nunca debió subir al marcador del Soccer City de Johannesburgo, los norteamericanos fueron presa fácil del instinto asesino argentino. Higuaín, hasta entonces ausente del combate, recogió un regalo inesperado de Osorio, que le entregó en un alarmante despiste la pelota a los pies, y el ariete madridista sólo debió encarar al Conejo Pérez, sortearlo con elegancia pisando el cuero para, a renglón seguido, empujarlo tranquilamente a la red (32'), con lo que recuperó de paso el liderato en la tabla de máximos artilleros del Mundial, con cuatro dianas.


Argentina siguió hurgando en la herida mexicana hasta llegar al descanso y el propio Higuaín, por dos veces, rondó el 3-0. México sólo mostró signos de recuperación en el descuento, con un gran pase al área de Giovani Dos Santos al que no llegó por centímetros Javier Hernández.


México trató de meterse en el partido haciéndose con la pelota desde el arranque del acto final, pero nuevamente un jarro de agua fría le esperaba en forma de misil desde fuera del área por parte de Tévez, que clavó un golazo en la escuadra derecha de Pérez tras intentar meter una pelota al hueco a la posición de Higuaín (53').


La albiceleste dio el partido por liquidado y se echó con descaro atrás. Maradona retiró al goleador Tévez (que se fue con un enfado monumental), metió a Verón y ordenó a los suyos que se dedicaran a dormir la pelota. El problema es que el cuero estuvo casi todo el tiempo en poder de México, aunque los de Aguirre abusaron del toque y profundizaron muy poco. Una de esas escasas ocasiones, ya con el incisivo Barrera sobre el césped, propició el tanto del honor azteca. Javier Hernández se escapó con muchísima habilidad de Demichelis y Otamendi tras recibir un pase al hueco de Torrado y ejecutó con virulencia a Romero (71').


Maradona le vio las orejas al lobo y retiró a otro hombre de ataque, DiMaría, para apuntalar el lateral izquierdo con Jonás, lo que no evitó que Heinze sacara bajo los palos una pelota que Márquez se disponía a convertir en el 3-2.


Argentina ganó el pitido final sin más sobresaltos y tendrá su particular revancha frente a Alemania en cuartos, la ronda en la que precisamente los germanos les apearon de su Mundial cuatro años atrás en la tanda de penaltis.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).