Smith llena de elogios a sus jugadores

TORONTO -- Antes de expresar cualquier frase alusiva al hecho de ser los nuevos campeones de la Major League Soccer, el entrenador de Colorado Rapids, Gary Smith, comenzó rindiendo tributo a un gran equipo que le presentó la batalla hasta el último suspiro como lo fue FC Dallas.

Destacando el nivel de competencia de los texanos, Smith dijo que al final prevaleció el buen trabajo de grupo desarrollado por sus pupilos, quienes de esa forma culminaron una de sus mejores campañas después de atravesar momentos muy difíciles.

DT Smith elogia a sus pupilos

Get Microsoft Silverlight

Sin esconder su regocijo por el triunfo 2-1 que otorgó el primer título a los Rapids, Smith dijo que sus dirigidos se adaptaron extremadamente bien al sistema en grupo, en un partido que fue mucho más físico que táctico.

El entrenador inglés destacó la labor de todo el plantel, comenzando por la línea delantera, en la que Omar Cummings, durante gran parte del partido, y Conor Casey dieron todo de sí para inquietar la portería de Kevin Hartman; la media cancha con un trabajo fabuloso, y qué decir de la defensa, con extraordinaria actuación. En la segunda mitad, destacó la individualidad de algunos jugadores que hicieron en cierta forma alguna diferencia.

Ante la pregunta si le molestaba el hecho de haber ganado la copa sin haber anotado directamente el gol de la victoria, ante el rebote en un defensor a un tiro de Macoumba Kandji, Smith dijo que no importa cómo haya sido la anotación, lo importante es que fue el gol ganador, pues un autogol siempre surge ante la presión del rival, y en este caso no ha sido la excepción.

Por su parte, el Jugador Más Valioso de la final, Conor Casey, también se sobró en expresiones de júbilo por su primera Copa MLS.

“Nunca había ganado nada, y este ha sido un triunfo gracias a la dedicación de todo el equipo, luego que el equipo estuviera prácticamente con la espalda sobre la pared”, comentó el hábil delantero, quien no sólo dejó el sudor sino hasta sangre sobre el engramado del BMO Field, ya que en un choque accidental en el segundo tiempo extra resultó con un pequeño corte sobre la frente.

Haciendo una cronología del gol del empate, Casey dijo que fue algo también fortuito, ya que la jugada la inició desde la izquierda Jamie Smith, quien metió el centro, el arquero no supo controlar el esférico y éste quedó suelto sólo para que el goleador la empujara suave con la pierna derecha.

Casey, quien tuvo un paso fugaz por el BMO Field en el 2007 cuando formó parte del primer plantel de Toronto FC, dijo que sintió que los aficionados torontianos, que casi llenaron las instalaciones, volcaron su apoyo a su favor.

“Definitivamente se sintió ese apoyo hacia nosotros”, dijo Casey, quien luego se unió a la celebración en los camerinos de Colorado, junto a todos sus compañeros.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).