Sin jugar, Toronto gana el Nutrilite Canadian Championship

Sin jugar, Toronto FC logró este miércoles su segundo título canadiense de fútbol, luego de que Montreal Impact y Vancouver Whitecaps empataran a un gol, en un partido que los de la provincia de British Columbia debían ganar para seguir con vida y  aspirar al Nutrilite Canadian Championship.


Con siete puntos, producto de dos victorias y un empate, los torontianos esperaban el resultado de esta noche para celebrar, lo que finalmente aconteció cuando Vancouver no supo defender un gol conseguido apenas comenzado el segundo tiempo, tras un empate a cero en la primera mitad.


Pese a que los Whitecaps estaban obligados a ganar, eran los quebequenses los que jugaban a todo vapor, tratando de terminar la competencia con dignidad, tras quedar eliminados anteriormente al acumular dos derrotas contra los ahora bicampeones.


Montreal llegaba al compromiso con tan sólo un punto luego de empatar a un gol por bando contra el mismo rival del miércoles en la segunda fecha del torneo doméstico; por su parte, los visitantes tenían más chance, ya que tenían dos puntos y aún le quedaban dos fechas.


Con eso a su favor, los azules salieron con todo en el primer tiempo pero se toparon con un cuadro local decidido a defender su orgullo frente a un poco más de diez mil aficionados que dijeron presente en el Estadio Saputo. A pesar de las oportunidades de ambas escuadras, se fueron al descanso con dos argollas en el tablero,


En la segunda mitad, Vancouver comenzó presionando y producto de ello fue el gol anotado al minuto 50 por Ansu Toure. Sin embargo, los locales tenían también lo suyo y lograron nivelar los cartones a los 62’, por intermedio de Philippe Billy.


Cuando se pensaba que los Whitecaps reaccionarían, fue el cuadro local el que se dejó ir con todo hacia la portería de Jay Nolly, y a partir del minuto 80 produjo un vendaval de arremetidas que estuvieron a punto de sacudir la red visitante.


Montreal terminó el partido manteniendo el control del balón y sintió alivio con el pitazo final del Silviu Petrescu, que puso el sello para que Toronto gane el segundo trofeo para sus vitrinas, por dos años consecutivos.


Toronto recibe a Vancouver el próximo miércoles en el BMO Field, pero ya nada cambia el destino de la copa, pues con siete puntos ya nadie puede evitar que los escarlatas sean nuevamente los representantes canadienses en la próxima Liga de Campeones de la CONCACAF, donde se las verán en la ronda preliminar con Motagua de Honduras.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).