Serbia quiere vivir un Mundial de película

Yugoslavia 1930

Photo Credit: 
David Ruiz

PRETORIA.- Un largometraje basado en las peripecias vividas por la selección yugoslava que participó en el Mundial de 1930, primero de la historia, será la fuente de inspiración y motivación de Serbia en esta Copa del Mundo africana, a la que acude por vez primera como nación independiente.


La película 'Montevideo, Bog te video' está basada en la novela homónima del periodista Vladimir Stankovic y llegará a los cines en plena disputa del Mundial, aunque Antic y sus chicos tendrán el privilegio de visionar el film en su hotel de concentración justo antes de su estreno mundialista ante Ghana.


La película rescata del baúl de los recuerdos la epopeya de un puñado de futbolistas serbios del período de entreguerras, protagonistas de una Copa del Mundo a la que Yugoslavia acudió sin sus mejores efectivos -de nacionalidad croata-, pese a lo cual obtuvo la tercera plaza tras batir a Brasil y Bolivia, y caer en semifinales ante Uruguay.


El título de la ópera prima del actor y director Dragan Bjelogrlic hace alusión al telegrama que llegó al hotel de concentración 'plavi' en Montevideo, el 'Des Anglais', poco antes de medirse a los anfitriones en el estadio Centenario:


"Se trataba de un juego de palabras que contenía un error ortográfico intencionado para hacer una rima. En serbio sería "Jugoslavijo u Montevideu, Bog te video. Ugruvaj Urugvaj" -Yugoslavia, en Montevideo. Con la ayuda de Dios tumbaréis a Uruguay", aclara a FutbolMLS.com Stankovic, autor del libro en el que se basa la película. Su excelente acogida entre el gran público desde que vio la luz, el pasado abril, ha hecho frotarse las manos a la productora 'Intermedia Network' de Belgrado, que además del film tiene pensado estrenar una serial de 15 capítulos el próximo otoño.


Tanto Antic como sus discípulos están deseosos de visionar una cinta en la que el propio seleccionador y algunos de sus internacionales en el combinado nacional han tomado parte activa, caso de Milan Jovanovic o Milos Krasic, quienes interpretan a dos jugadores de aquel mítico once que logró el primer podio mundialista para una escuadra europea en la historia de los Mundiales:


"Ojalá que Radomir y los chicos se motiven lo suficiente viéndola como para darnos una gran alegría en Sudáfrica", comenta en tono jocoso Stankovic.


Otro que ha hecho su debut ante las cámaras ha sido Miroslav 'Ciro' Blazevic. El legendario técnico que llevó a Croacia en 1998 a repetir la gesta del 30 con la tercera plaza en el Mundial de Francia, también ha participado en el rodaje de 'Montevideo, Bog te video' dando vida a Ante Pandakovic, el seleccionador de origen croata que fue cesado tras la famosa asamblea de la Federación Yugoslava del 16 de marzo de 1930, que desembocó en el boicot de los clubes croatas a ceder a sus jugadores para la disputa del Mundial.


"De hecho", explica Stankovic, "sólo catorce futbolistas partieron hacia Uruguay. Tres más, profesionales que jugaban en clubes franceses, se unieron a la expedición que completaron el seleccionador Simonovic, el secretario general de la Federación, Mihailo Andrejevic -quien sería durante más de medio siglo miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA- y el directivo Kosta Hadzi".


Las anécdotas e historias mínimas se agolpan en una puesta en escena que ha respetado de forma casi íntegra la novela del autor: "Aquel equipo estaba integrado sólo por jugadores serbios, pertenecientes a tres clubes de Belgrado: El BSK, el Soko y el Jugoslavia. Éste último era el mejor de todos. El viaje en barco duró más de dos semanas y cuando llegaron a Montevideo los jugadores tenían sobrepeso. Fue duro recuperarlos, pero lograron derrotar primero a Brasil, luego a Bolivia, y ser el único equipo europeo en llegar a semifinales. Allí, sufrimos un robo descarado frente a Uruguay, aunque el 6-1 final indique otra cosa. Ganando 0-1 a Yugoslavia le anularon un gol legal. Ellos marcaron dos en fuera de juego y el tercero llegó gracias a una 'asistencia' de un policía que estaba detrás de la meta 'plavi', y que devolvió rápido el balón a la cancha".


UN CANTO A LOS CRACKS DE LA ÉPOCA


Pero la película es, por encima de todo, un homenaje a aquel legendario once (por aquel entonces no se podían hacer cambios, salvo por lesión) del que formaban parte alguno de los mejores futbolistas balcánicos de todos los tiempos. La historia se centra en la figura de los cinco cracks de aquel equipo. Por encima de todos Blagoje Marjanovic. 'Mosha' (su apodo) fue un delantero centro de enorme talento que marcó 95 goles en Liga hasta la Segunda Guerra Mundial. Aleksandar Tirnanic, su socio en el BSK y el más joven de la selección, con 19 años. 'Tirke' sería más tarde seleccionador 'plavi' en los Juegos de Helsinki 1952.


Militin Ivkovic, 'Milutinac', era el lateral derecho y un auténtico atleta. Fue elegido en el once ideal del torneo.


Pocos meses después del Mundial acabó sus estudios de medicina. Sus ideas comunistas fueron el motivo por el que los nazis le fusilaron en Belgrado en 1943. El portero, Milovan Jaksic, fue el otro serbio que entró en el once ideal del Mundial de 1930. Frente a Brasil hizo el partido de su vida. La prensa local le llamó 'El gran Milovan'.


Singular es también la historia del lateral izquierdo, Bosko Petrovic, quien murió en 1937 durante la Guerra civil Española, como piloto voluntario. Petrovic había aprovechado una gira del equipo Jugoslavia por Francia para quedarse y luego cruzar los Pirineos para alistarse en el bando republicano.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).