Seattle deja ir la victoria ante Monterrey

Monterrey
tiene un ángel de la guarda impresionante. Es chileno, tiene la cabeza rapada y
le apodan el “Chupete”. En apenas cinco minutos, Humberto Suazo cambió la
historia de una derrota segura del Monterrey a manos del Seattle Sounders. El
club de la MLS estuvo a instantes de convertirse en el primero en conseguir un
triunfo en suelo mexicano, pero terminó por cederle los tres puntos a los
Rayados, luego de que el ariete andino se vistiera de héroe para poner un 3-2
final a favor del elenco regio.

Con este
resultado, Seattle está prácticamente eliminado de la Liga de Campeones de la
Concacaf, ya que sigue sin sumar puntos en el Grupo 3; por su parte, el
Monterrey sigue en plan imbatible con cuatro victorias al hilo y está a un paso de los cuartos de final del torneo.

Los
Rayados tuvieron un primer tiempo infame. Pese al ímpetu ofensivo de Aldo De
Nigris y Jesús “Cabrito” Arellano, otros jugadores, como el ecuatoriano Walter
Ayoví y el ex poblano Sergio Pérez, dieron uno de sus peores partidos con el conjunto
regiomontano. De hecho, el “Cherokee” Pérez marcó el 1-0 en contra con un
inesperado autogol, a disparo de David Estrada, que cayó como balde de agua
fría para la banca local, a los 27’.

Terry
Boss, arquero del escuadrón estadounidense, tuvo un par de espectaculares
atajadas en la primera mitad y le dio confianza a la zaga de Sounders,
conformada por Zach Scott, Tyrone Marshall y Taylor Graham.

Sigi
Schmid, técnico del equipo que vistió en verde fosforescente, tuvo en el charrúa
Álvaro Fernández a su pistón en el mediocampo; de hecho, el ex elemento del
Nacional uruguayo y del Puebla, mandó un pase filtrado a Michael Fucito, quien
vacunó por segunda ocasión a Jonathan Orozco, a los 43’, para poner una pesada
losa con un 2-0 parcial sobre los dueños de casa.

El
Monterrey se fue abucheado por su gente cuando llegó el medio tiempo, y su DT, Víctor
Manuel Vucetich, comenzó a mover su ajedrez buscando un revulsivo con los
ingresos de Luis Pérez y Neri Cardozo.

No
obstante a las llegadas de peligro, fue hasta que entró Humberto Suazo, a los
63’, cuando al Monterrey le cambió la cara al partido. El chileno, a los 73’, intentó
un tiro a gol con potencia y fue Aldo De Nigris quien aprovechó un rebote débil
de Boss para marcar el primero de los albiazules. Un minuto más tarde,
“Chupete” disparó fuera del área, tras recibir un taconazo de Aldo para batir la
meta de Seattle y alcanzar el 2-2 en el Tecnológico.

A los
76’, el sudamericano fue fauleado en el área visitante por parte de Tyrone
Marshall y se decretó la pena máxima a favor del Monterrey. Luisito Pérez le
pidió a Suazo cobrar el tiro de castigo y con fogonazo de derecha puso el 3-2
final que le quitó a los Sounders el sueño de vencer a un cuadro azteca en su
propio feudo.

Con el
rostro desencajado, Schmid se fue al vestidor con la idea de que la suerte le
dio la espalda a 17 minutos del final, y ahora tendrá que comenzar la
planeación para seguir con la disputa de la MLS, cuando este fin de semana se
mida al Chicago Fire en el Toyota Park.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).