Se auguraba los despidos de Preki y Mo Johnston

TORONTO.- Para algunos la destitución de Mo Johnston y Preki fue sorpresa, para otros algo que se esperaba desde hace algún tiempo. Pero la sorpresa no fue por el cambio en sí, sino el tiempo que le llevó a la directiva de Toronto FC tomar la decisión de renovar la cúpula del cuerpo técnico de un equipo cuyo desempeño era más que pobre en su cuarto año como franquicia canadiense dentro de la MLS.

Y es que la noticia ya era vox populi entre diversos medios, incluso los aficionados, que ven como el equipo de sus amores se hunde en su empeño de arañar aunque sea la octava casilla para la postemporada, una posibilidad que cada vez se aleja más.

Muchos ya veían ver rodar las cabezas de Mo y Preki desde la mitad de la temporada, cuando el plantel comenzó a descender en sus expectativas de clasificación, ya que después de estar en la sexta posición general, ahora en la recta final de la temporada regular marcha de noveno en la general y a cinco puntos de la octava y última casilla para la liguilla.

Incluso desde al año pasado, cuando Toronto se quedó a las puertas de la clasificación a los Playoffs, los aficionados ya pedían la remoción de Johnston. La directiva de Maple Leaf Sport & Entertainment le dio el voto de confianza y lo dejó para la presente temporada, lo que fue aprovechado por el ahora ex gerente para contratar a Preki, un ex compañero cuando ambos jugaban en Kansas City Wizards.

La llegada de Preki tuvo muchas expectativas, sobre todo por el palmarés que el entrenador serbio traía luego de clasificar a Chivas USA a tres postemporadas emeleseras; además de su excelente carrera como futbolista. El primer desencanto ocurrió a pocos días de haberse hecho cargo de las riendas del plantel cuando comenzó a desmembrar al club al rescindir de los servicios de jugadores como Amado Guevara, Pablo Vitti, Marvel Wynne, Adrian Serioux, Carl Robinson y Brian Edwards.

En esa oportunidad le dimos el beneficio de la duda ya que por tratarse de un entrenador con amplia experiencia con el éxito no nos atrevíamos ratificar el cuestionamiento de sus decisiones. Los resultados en la primera parte de la temporada no fueron del todo malos, aunque comenzaba a inquietar el hecho de que el plantel no aprovechaba su condición de local y terminaba perdiendo o empatando partidos en teoría fáciles.

El resto ya es historia, Toronto comenzó a descender en sus aspiraciones y del beneficio de la duda que teníamos al principio nos quedamos solo con la duda, pues el beneficio no se vio por ninguna parte en estos casi ocho meses que Preki estuvo al frente del hasta ahora único cuadro canadiense en la MLS.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).