RSL sacó la casta para evitar la derrota

SALT
LAKE CITY -- Con el empate a uno que consiguió salvar en el último minuto ante Colorado
Rapids, el Real Salt Lake lleva su récord histórico de la MLS a 24 partidos
invicto en su estadio, el Río Tinto, y sigue en el segundo puesto de la
Conferencia Oeste con 48 puntos, sólo dos por detrás del LA Galaxy, pero sin
clasificar matemáticamente a la postemporada.

Y lo
mantiene gracias al tesón, a la casta de campeón, que sacó cuando más lo
necesitaba, y merecía. Se fue arriba con todo y apareció Nat Borchers,
cabeceando hacia atrás un balón bombeado, a la desesperada, de Andy Williams,
ya pasado el minuto 93’ de partido.

Es el
primer gol del central monarca en la temporada, y en la MLS en 41 encuentros
(desde el 13 de junio de 2009 frente LA Galaxy).

“Obviamente,
ha sido uno de los goles más importantes de mi carrera. Creo que lo merecíamos
porque nos fuimos con todo arriba, y tuvimos muchas oportunidades de marcar”,
dijo Borchers, que igualó el gol de Colorado, por parte de Conor Casey, al
minuto 36’.

Ese gol
encajado finalizó en 568 minutos la marca sin recibir un gol del conjunto de
Utah. Justo un minuto más que su anterior registro en el año, y con suponen la
3ª y la 4ª más larga en la historia de la MLS.

Pero la
apuesta del técnico Jason Kreis por las rotaciones, dejando a cinco titulares
fuera del once inicial, fue muy arriesgada y casi le costó la imbatibilidad a
RSL.

“Creí
que el partido del martes en Toronto era más importante para nosotros que el
encuentro de esta noche (sábado). Si conseguimos puntuar, ya no tenemos que
preocuparnos de la Concacaf, y nos podemos centrar el resto de la temporada en
la Liga”, dijo Kreis, quien reconoció, sin embargo, que si hubiera perdido ante
Colorado le hubiera disgustado muchísimo.

“No
merecíamos perder … Estoy contento con el trabajo intensivo de todos los chicos
que nunca renunciaron al esfuerzo por marcar. Habría sido muy duro si
hubiéramos perdido”.

Uno de
los jugadores más activos fue Fabián Espíndola, como suele ser habitual cada
vez que está en cancha el atacante argentino.

“Tratamos
de jugar e ir a por el partido en todo momento. Ellos (Colorado) definieron muy
bien en una jugada aislada, con un gran remate de (Casey). Nosotros nos
volcamos en el empate, y era lógico que nos hicieran alguna contra con peligro.
Pero lo más positivo es que seguimos haciéndonos fuertes en casa y salvamos el
empate que nos merecíamos”, declaró Espy.

En el
vestuario local reinaba alegría por el punto logrado, y el invicto al final.
Uno de los que felicitaba efusivamente a Borchers era Javier Morales, el gran ausente
del sábado.

“Me noté molestias en el entrenamiento de ayer (viernes) y le dije al
míster que no quería forzar. Prefiero esperar para no volver a recaer y
perderme el final de temporada. Aunque viajaré con el equipo a Canadá, no creo
que pueda jugar”, reconoció el argentino


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).