New York se afianza, Toronto se estanca

TOR_RedBulls_reax

Photo Credit: 
Getty Images

TORONTO.- Con la goleada 4-1 sobre Toronto FC en su propio terreno, el equipo de New York Red Bulls se perfila como el conjunto a temer en la recta final para clasificar a la temporada, a medida que dos de sus grandes estrellas, Rafael Márquez y Thierry Henry, se consolidan en sus posiciones y con sus compañeros de equipo.


Para el entrenador neoyorkino Hans Backe es cuestión de tiempo para que estos dos ex mundialistas se encuentren en su mejor forma, pues ambos han sido capitanes con sus respectivas selecciones, México y Francia, y ambos son líderes en sus posiciones.


Según Backe, con lo demostrado la tarde del sábado en el BMO Field queda para la historia la derrota de la semana pasada contra Los Angeles Galaxy y por el momento cumplieron con un propósito como lo es tener a Toronto detrás en la tabla de clasificaciones y acercarse a Columbus Crew en la Conferencia Este.


Al parecer ese era el objetivo principal del cuadro de la Gran Manzana ya que Juan Pablo Ángel también mencionó que desde el principio sabían que si lograban un buen resultado podrían ampliar la brecha con uno de los equipos más fuertes de su división como lo es Toronto.


El colombiano fue el encargado del tercer gol por medio de un tiro a doce pasos decretado por el árbitro Jair Marrufo luego de una mano del juevenil Nana Attakora en el área chica, quien a toda costa evitó que el francés Henry fuera un peigro para su equipo, y de paso se ganó la cartulina roja.


Y fue precisamente ese momento, el del penal y la expulsión, el clave para que los visitantes resolvieran el partido a su favor, a criterio del capitán torontiano Dwayne de Rosario, quien dijo que a partir de ahí todo se vino para abajo entre el plantel hasta terminar en una goleada.


“El hecho de estar con un hombre menos y con el marcador en contra fue algo que nos afectó y terminó con todos los planes que venían funcionando bien, sobre todo en el primer tiempo cuando no supimos aprovechar las buenas oportunidades”, comentó De Rosario, quien anotó el único gol para los de casa.


El abultado resultado no fue otra cosa más que la falta de definición y aprovechar las oportunidades que se dieron en la primera mitad, a criterio del entrenador torontiano Preki, quien nuevamente se expresó disgustado por el accionar de su equipo.


“No aprovecharon los rebotes, no crearon opciones. Esperabamos un partido muy difícil, pero fue peor”, comentó Preki, quien esta vez no dudó en culpar a todo el plantel por el desastroso resultado en sus aspiraciones para mantenerse entre los ocho para la Liguilla.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).