México empató 1-1 con España

Marquez_NT

Photo Credit: 
MexSport

CIUDAD DE MÉXICO.- El campeón del mundo, España, rescató un empate de último minuto frente a México en la cancha del Estadio Azteca, en encuentro amistoso que celebró la conmemoración del Bicentenario de la Independencia y la Revolución mexicana.


Rafael Márquez, la nueva estrella del New York Red Bulls, brilló con luz propia en el Coloso de Santa Úrsula. El “Káiser” de Michoacán fue el capitán del cuadro Tricolor, mostró jerarquía en el mediocampo mexicano y estuvo cerca de marcar un golazo, de no haber sido por la intervención de Iker Casillas, quien sacó un peligroso disparo de Rafa, a los 31’.


La fiesta había comenzado un día antes. La Copa del Mundo, que alzó el cuadro español hace un mes en Sudáfrica, visitó la Basílica de Guadalupe y fue mostrado en el mediocampo del Estadio Azteca, frente a casi 100 mil fanáticos vestidos de rojo y verde.


Los mexicanos, dirigidos por Enrique Meza, le hicieron el “Pasillo” de campeón a los jugadores ibéricos y no faltaron los abrazos de Márquez con todos sus ex compañeros del Barcelona, como Xavi Hernández, Piqué, Carles Puyol, Pedro Rodríguez y más efusivamente con el arquero suplente de La Furia, Víctor Valdés, con quien se fundió en un abrazo.


El capitán mexicano, que lució un moño rojo en la zona del gafete, tomó el dominio del mediocampo de manera inmediata a favor del Tri y se entendió de maravilla con el otro contención, Gerardo Torrado. Los dos escudos mexicanos supieron enviar servicios a los huecos para sus delanteros, Javier Hernández y Carlos Vela, juveniles que mostraron hambre por marcar goles.


Muy temprano se abrió el marcador, gracias a un genialidad del “Chicharito” Hernández. El zurdo del Deportivo La Coruña, Andrés Guardado, se encontró un balón en la media cancha, mandó un pase medido al delantero del Manchester United, quien se plantó solo y su alma frente a Iker. Parecía fuera de lugar de Vela, pero el “Gunner” se retiró a tiempo del “off side” y permitió que Javier marcara el tanto mexicano, ante la felicidad de los miles de aztecas reunidos en el inmueble capitalino.


Mientras Enrique Meza prácticamente puso a sus mejores hombres en la cancha, Vicente del Bosque se reservó en la banca a gente de renombre como Xavi Hernández, Xabi Alonso, Sergio Ramos y David Villa, quien definitivamente no ingresó en los 90 minutos del duelo amistoso.


Por México sobresalieron los zurdos “Principito” Guardado y Carlos Salcido, quienes hicieron suya la banda izquierda. Arbeloa y Navas hicieron su esfuerzo por detener los embates en color verde, pero el viaje desde Europa, la altura, el calor y la contaminación de la Ciudad de México pusieron en predicamentos a los monarcas del orbe.


Corrían 26’ y Márquez detuvo de manera ilegal a Sergio Busquets; el zaguero de la MLS se llevó la tarjeta amarilla. Cinco minutos más tarde, el propio Rafa tuvo en sus botines el 2-0 mexicano, con un tiro raso de zurda que detuvo Iker Casillas, el mejor arquero del mundo.


Poco después de la primera hora del juego, Santi Cazorla disparó de lejos y Guillermo Ochoa desvió con las uñas para evitar la igualada. Con faltas que ameritaron tarjetas amarillas para Busquets y Puyol, y con el cobro de Márquez de un tiro libre con veneno, que pegó en la barrera de color rojo, finalizó la primera mitad, decretado por el silbatazo del panameño Roberto Salazar.


La segunda mitad vino a menos, con cambios al por mayor por ambas partes, el juego comenzó a deslucir. De hecho, entraron de golpe Víctor Valdés, Xabi Alonso, David Silva y Sergio Ramos; por México abandonaron el campo de juego el “Chicharito” Hernández, Giovani y Rafa Márquez, entre los más destacados.


Jesús Corona, Enrique Esqueda y Paul Aguilar fueron la sangre nueva de Meza, pero ninguno pudo con las grandes atajadas del arquero del Barcelona, Valdés.


A quince minutos del final, Xavi Hernández sacó un tiro con peligro que pasó por encima del marco de “Chuy” Corona; era un presagio de que España no se iba a rendir fácilmente. Una falla garrafal de los ibéricos, en una llegada clara de Pedrito, a los 89’, parecía que pondría el 1-0 final a favor de México, pero vino el empate de los monarcas del orbe, a los 92’.


Xavi vio cómo el “Chino” Villa se movió al hueco, quitándose de encima la marca del “Maza” Rodríguez. David llegó de frente al marco mexicano, se barrió y disparó de derecha y con el gol, prácticamente silenció a los fanáticos reunidos en el Estadio Azteca.


Llegó el final del encuentro, Márquez recibió el trofeo Bicentenario en sus manos y se lo regaló a Casillas, en un acto de caballerosidad del “Káiser” azteca, quien sonrió frente a sus ex compañeros, dando por terminada una fiesta inolvidable para el futbol mundial.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).