La Resaca Emelesera: Nuevo Campeón, la misma historia

ART_COL_DAL

Photo Credit: 
Getty Images

FC Dallas y Colorado Rapids buscarán su primera Copa MLS de la historia, luego de ratificar la teoría de que en la postemporada no importan los antecedentes de la temporada regular, sino la fortaleza necesaria para rematar una serie de 90 minutos.

Ambos clubes partieron de un principio básico: no eran favoritos para ganar el título hasta que demostraron lo contrario.

El paralelo entre ambos fue la sorpresa.

Lo sensacional en el ambiente emelesero es que por tercer torneo consecutivo coronará un nuevo campeón. Primero fue Columbus (2008), luego Salt Lake (2009) y ahora serían los Rapids o bien los “Hoops” los que tendrán acceso al trono del fútbol estadounidense.

FC Dallas y Colorado son dos cuadros que llegaron de menos a más, para finalmente, estar en la fiesta grande a la que no llegaron las grandes figuras del torneo por distintas circunstancias.

Individualmente, esta será una liga más de méritos colectivos que individuales. Los dos grandes favoritos se quedaron en la ruta previa. Los pronósticos quedaron borrados por dos cuadros que llegan en plan de “tumba-gigantes” y que ahora tienen al resto de la liga a sus pies.

Los detalles quedaron a deber, como la localía que no pesó en este torneo. Los dos grandes favoritos fueron desligados de la ruta al título frente a su propia gente.

El ruido también llega por los ausentes. Thierry Henry, Rafael Márquez y Juan Pablo Ángel no pudieron cumplir el objetivo de darle su primer título a los Red Bulls, y fueron superados en su cancha ante San José Earthquakes.

El inglés David Beckham se recuperó a tiempo, pero su esfuerzo no alcanzó para adjudicarse la tan ansiada Copa MLS, misma que se le ha negado desde su llegada a las canchas estadounidenses en el 2007. Landon Donovan seguirá esperando por volver a coronarse luego de su último éxito en el 2005.

Ahora la final tiene un sabor inédito. Con jugadores que vienen marchando fuertes, como el caso del colombiano David Ferreira y el portero Kevin Hartman, que se dio el lujo de eliminar a su ex equipo, para buscar otra corona a nivel individual; el FC Dallas se ha convertido en sensación.

El equipo texano se dio el lujo de vencer en su casa a un Galaxy plagado de estrellas. Es más, se dio el lujo de golearlo en una cancha que se había constituido casi como inexpugnable. El 3-0 frente a los galácticos fue la tapa al pomo para un cuadro texano que se había tragado antes muchas desilusiones.

Y ahora tendrá en Toronto enfrente a un Colorado que tenía mucho tiempo de no figurar y que tiene como una asignatura pendiente con el veterano mediocampista Pablo Mastroeni, un jugador que ha sido un sinónimo de entrega.

FC Dallas y Colorado Rapids se constituye en una final inesperada pero justa por lo demostrado por ambos clubes en la postemporada.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).