La Resaca Emelesera: El Sueño Americano

Panel_Superdraft

Photo Credit: 
Getty Images

La MLS está llena de transiciones y también de tradiciones. Una de ellas es la de contar con piernas latinoamericanas, por ejemplo.

En 1996, en los albores de la liga, el futbol de los Estados Unidos se llenó de los Valderrama, los Cienfuegos, los Etcheverry, los Hurtado y los Campos, por citar algunos, para crearse de un nombre en el mundo del futbol.

Eran épocas en que la materia prima había que importarla para que el futbol ganara credibilidad. Hoy los nombres se crean en canchas estadounidenses.

En la primera temporada de la nueva década, la MLS de nuevo se llena de apellidos latinos, pero estos encaminados a construir su historia en la MLS, en una versión diferente del Sueño Americano.

Hoy no se compran antecedentes, sino que se construyen historias.

Ahora la liga estadounidense es el hogar de los Salgado, los Burgos, los Valentín, los Estupiñán, los Cardozo. Ellos son los herederos de una tradición, que escribieron algunos visionarios muchos años atrás.

El SuperDraft de la semana pasada dejó pocas sorpresas, aunque sí la sensación de que los latinoamericanos siguen siendo grandes protagonistas de esta liga, en una órbita diferente a la de antaño.

El nombramiento de Omar Salgado para los Whitecaps de Vancouver causó escozor en México, en donde cierta parte de la prensa se refería a que este jugador bien pudo ser otro elemento que se ha escapado a algún proyecto de selecciones aztecas.

No obstante, Salgado tiene una historia en las inferiores de Chivas de Guadalajara, su pensamiento y sus deseos están del lado del combinado de las Barras y las Estrellas, en la que ya concentra con la selección Sub-20.

También en Canadá, pero en Toronto, encontró cabida el jugador salvadoreño Efraín Burgos Jr. Como hijo del otrora protagonista de la liga cuscatleca, “Chirolon” Burgos, Efraín tendrá ahora la posibilidad de ser protagonista en la misma liga de Beckham, Donovan y Juan Pablo Angel, lo que le abre también el camino para ir a la selección salvadoreña, en la que lo etiquetaron como un proyecto a futuro.

Al parecer ahora su etiqueta podría cambiar.

Chivas USA es un equipo con raíces netamente latinas. Y en este Superdraft no fue la excepción. El equipo de Robin Fraser se adjudicó al boricua Zarek Valentín y al ecuatoriano Víctor Estupiñán, que llega a la MLS proveniente de la Liga Deportiva Universitaria de Quito.

El cuadro rojiblanco siempre se ha decantado por los apellidos latinos, y ahora deberá encaminarse en un nuevo torneo con elementos que llegan a Carson con algo más importante que su bagage futbolístico: hambre de hacer historia.

Además, el simple nombre de Chivas involucra una gran responsabilidad. Estupiñán querrá emular lo que hizo su compatriota, Eduardo Hurtado, en los inicios de la MLS.

Aunque el “Tanque” no pudo jugar en el Home Depot Center con el Galaxy (el Rose Bowl fue el escenario para sus goles), sí se convirtió en el embajador del futbol de Ecuador para cualquier equipo del Sur de California.

Para suceder la historia de Hurtado, también se apunta otro ex LDUQ, Joao Plata, que tendrá que ir a Toronto a mostrar su valor.

Por cierto, hablando del Galaxy, los de Bruce Arena llevaron al uruguayo Paolo Cardozo de Quilmes, y también al mexicoamericano Héctor Jiménez, quizá con dos misiones: una seguir expandiendo su nombre en Sudamérica y la otra, mostrar que también a nivel de California pueden encontrar talento, tal es el caso de Jiménez originario de Bell Gardens.

De una u otra nación. De uno u otro equipo. A todos los jugadores tarde o temprano les puede llegar su Sueño Americano.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).