La Resaca Emelesera: Cuestión de genes

Panel-resaca

Photo Credit: 
Getty Images

“Lo que se hereda no se hurta”, es uno de los dichos más recurrentes dentro de la cultura del fútbol. Ejemplos de esto hay muchos. Portland vive sus primeros días como nuevo huésped de la MLS, una liga de la que ya había sido protagonista, irónicamente sin ser parte de su torneo.

Siendo un poco más radical, podríamos decir que esta franquicia se tardó en llegar, ya que siempre fue rival complicado para los emeleseros cuando llegaban los enfrentamientos coperos.

Aunque ya quedan pocos remanentes de los planteles de los Timbers que eran casi un terror para los cuadros de la MLS, la tradición es heredada para los nuevos jugadores que llegan a un torneo en el que ya clubes como Galaxy y Chivas USA los esperan vengar viejas afrentas. Por cierto, la llegada de los Timbers a la MLS ha dejado al Houston Dynamo en la Conferencia Este. Y si algo le viene bien a los Naranjas son los cambios.

La MLS siempre ha sido una liga que está influenciada por la cultura inglesa. Desde que David Beckham se convirtió en el parteaguas de la nueva cultura de transferencias de la MLS en el 2007, otros ingleses trataron de llegar a este país, como el mismísimo y simpático Paul Gascoigne (mundialista en Italia 90), que estuvo entrenando en dos equipos del Este del país en busca de una oportunidad, la cual nunca se cristalizó.

Hoy, el nuevo capítulo se llama John Rooney, hermano de la estrella del Manchester United, Wayne. El menor de Rooney, con raíces futbolísticas en el Everton, forma parte de la constelación de los Red Bulls luego de ser escogido en el Superdraft.

Aunque ya otros legendarios de la Liga Premier como el irlandés George Best tuvieron a Estados Unidos como su cuna futbolística, era habitual que estos llegaran en la segunda etapa de su carrera, en este caso el menor de los Rooney podría tomar como pista de despegue la misma cancha de un ex Arsenal y Barcelona, el francés Thierry Henry.

John es la esperanza para unos neoyorquinos que necesitan ya un título para ratificar su protagonismo en una liga, en donde la corona se les ha tornado esquiva.

Hablando de herencias y de corazones partidos, hay algunos que vienen a este torneo con la mira puesta de distintas selecciones que quieren reclutarlos.

El Salvador tiene tres objetivos en el torneo de la MLS. El primero de ellos se llama Arturo Alvarez, de quien esperan mucho en el Pulgarcito de América para la Copa Oro, luego de un flojo inicio de 2011 en la Copa Centroamericana.

Los otros dos son Steve Purdy (Timbers) y Efraín Burgos (Toronto), quienes todavía no tienen una historia con La Selecta, pero ya forman parte de la bitácora del cuerpo técnico. Tanto Purdy como Burgos son reconocidos por el seleccionador José Luis Rugamas como dos joyas a tomar en cuenta para este proceso eliminatorio.

Y Honduras también reclama a un protagonista emelesero. Luego de lo hecho por Andy Najar en el último torneo con el DC United, los catrachos dicen que ya tienen un nuevo legionario, claro siempre y cuando éste acepte.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).