La Naranja Mecánica vuelve a exprimir a Brasil

Brazil

Photo Credit: 
Jamie McDonald/Getty Images

JOHANNESBURGO, Sudáfrica.- Holanda dio una lección de coraje, superación y sacrificio para firmar una histórica remontada frente a Brasil y meter la cabeza en semifinales.


La Oranje, que comenzó titubeante y estuvo al borde del colapso en el primer período tras el gol de Robinho, se tomó la revancha del épico duelo de 1998 por una plaza en la final en una colosal segunda mitad en la que pasó por encima de una Verde-Amarelha que acusó el fuerte ritmo impuesto desde el inicio por los de Van Maarwijk y, sobre todo, la absurda expulsión de Felipe Melo.


La agresividad de los sudamericanos en los primeros lances frenó un tanto el empuje de una


Holanda muy presionante que salió dispuesta a imponer las reglas del juego a su cualificado rival. No se saldría con la suya el once tulipán por cuanto Brasil se había plantado con solidez y empezó a esgrimir irrefutables argumentos de cara a la meta de Stekelenburg.


El primero fue un gol anulado a Robinho por un milimétrico fuera de juego de Dani Alves. En el siguiente Holanda no tendría tanta fortuna y un gran servicio de Felipe Melo pilló completamente desprevenida a la zaga holandesa. Robinho se coló con habilidad entre Ooijer y Heitinga y superó con un toque sutil de derecha la desesperada salida del meta del Ajax (10').


El excelente posicionamiento táctico de Brasil taponó cualquier pasillo a una escuadra que sabe estirar como nadie los límites del terreno de juego. Las ayudas de Melo y Juan a Bastos en su dura misión de parar a Robben fueron efectivas durante el primer período, pero obligaron a los de Dunga a un esfuerzo que acabarían pagando más tarde.


La Canarinha consiguió arrebatarle el cuero a los neerlandeses y dominaban el partido con claridad. El tuya-mía de Brasil en espacios cortos provocó en varias ocasiones un colapso en la contemplativa zaga tulipán, incapaz de fijar a Luis Fabiano y aún menos a Robinho, que campaba a sus anchas por la banda izquierda sin que Van der Wiel consiguiera pararlo.


Kaká tuvo el 2-0 y quizás la sentencia, pero una mano impresionante de Stekelenburg mantuvo vivo a su equipo hasta alcanzar el vestuario para tratar de recomponer el panorama y las ideas.


En verdad, pocas veces a un equipo le vino mejor el refrigerio del descanso, ya que a la vuelta del mismo Holanda parecía otro equipo. Bien es cierto la Oranje tuvo la inmensa fortuna de lograr de inmediato las tablas y gracias a un desgraciado autogol de Melo (53'), en su intento por despejar una pelota colgada por Sneijder.


BRASIL ENTRA EN BARRENA


Holanda recuperó de golpe la confianza y también la posesión del cuero. Su mejor condición física empezó a imponerse al tiempo que a Brasil le costaba más conectar sus líneas, cada vez más distantes.


En plena crecida de los europeos llegó la acción determinante del choque. Robben botó un saque de esquina con mucho veneno, Kuyt lo peinó para atrás y Sneijder, pese a ser el más bajito dentro del área, cabeceó a las mallas (68').


Brasil empezaba a entrar en barrena, incapaz de producir como en el primer tiempo. La gasolina escaseaba, y para colmo la expulsión de Felipe Melo, que agredió sin balón a un Robben que empezaba a desesperar a sus rivales con sus cambios de ritmo y sus extraordinarias diagonales, fue el acabose.


La emoción de los instantes finales se mantuvo porque Holanda no supo aprovechar dos claras ocasiones de Kuyt y Huntelaar, aunque la sobriedad defensiva de Ooijer y Heitinga, dos jugadores completamente transformados con respecto a los del primer período, impidió que peligrara la merecida victoria de la Oranje.


FICHA TÉCNICA


Holanda 2-1 Brasil


2 de julio, 2010 - Mandela Bay Stadium (Port Elisabeth, Sudáfrica)


GOLES:


0-1 (10') Robinho recibe un gran pase de Felipe Melo y bate sobre la marcha a Stekelenburg.


1-1 (53') Felipe Melo, en propia meta tras un balón colgado por Sneijder.


2-1 (68') Sneijder, de cabeza, tras un córner botado por Robben que peina Kuyt.


Alineaciones


HOLANDA: 1 Stekelenburg; 2 Van der Wiel, 3 Heitinga, 13 Ooijer, 5 Van Bronckhorst; 6 Van Bommel, 8 De Jong; 10 Robben, 10 Sneijder, 7 Kuyt; 9 Van Persie (85' 21 Huntelaar).


BRASIL: 1 Julio César; 2 Maicon, 3 Lucio, 4 Juan, 6 Michel Bastos (62' 16 Gilberto Melo); 8 Gilberto Silva, 5 Felipe Melo; 13 Dani Alves, 10 Kaká; 11 Robinho y 9 Luis Fabiano (77' 21 Nilmar)


ÁRBITRO: Yuichi Nishimura (Japón). Amarillas a Heitinga (14'), Bastos (38'), Van der Wiel (47'), De Jong (65') y Ooijer (77'). Roja directa a Felipe Melo (74').


 


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).