La Libertadores busca un nuevo dueño

Libertadores

Photo Credit: 
MexSport

El sabor amargo que había quedado por perder sobre la hora el partido de ida con aquel cabezazo de Gonzalo Sorondo, parecía apenas un recuerdo porque Estudiantes de La Plata lo transformaba en dulce gracias a uno de los mejores arranques de la Copa Libertadores, en el que a los 20 minutos de juego, ya vencía 2-0 con autoridad a Internacional de Porto Alegre para quedar a dos escalas de refrendar el título obtenido el año anterior.


El ‘Pincha’ jugaba a lo campeón y cuando se dedicaba a administrar la diferencia que lo llevaba a semifinales, tal cual aconteciera en el primer choque con aquel gol agónico de Gonzalo Sorondo, a un minuto y medio del final, Giuliano silenció el estadio Centenario de Buenos Aires y con el descuento, eliminó al campeón y dejó de paso a Argentina sin representante en el certamen continental.


El visitante que se medirá ahora al Sao Paulo en la penúltima instancia, pareció embrujado al comienzo porque fue incapaz de frenar a Juan Sebastián Verón, quien guió todos los hilos estudiantiles y ya al minuto 12, exigía a Roberto Abbondanzieri en un remate frontal que trazaba el camino y apenas siete después, Leandro González gritaba por cuarta vez en la Copa, tras asistencia perfecta de ‘La Brujita’, para el uno a cero con el que se igualaba la serie.


Empezaba entonces otro partido, pero con el mismo equipo como protagonista porque el ‘Colorado’ no mostraba reacción alguna y de eso se valieron los dirigidos por Alejandro Sabella para volver a golpear porque a los 20, Enzo Pérez aprovechó la libertad al borde del área para sacar de su botín derecho una obra de arte que se imprimió en la red visitante.


Golazo que volteaba más temprano de lo esperado la llave, aunque con tanto tiempo por delante, no se podía dar nada por resuelto y fue así como en el complemento, Inter se apropió del balón y de a poco se fue aproximando al arco rival. Primero con Alecsandro, quien la mandaba a guardar, pero el asistente número dos, Humberto Clavijo, lo inhabilitó por presunto fuera de lugar que no existió.


Después Andrezinho en un cobro de costado justificó la presencia de Agustín Orión en el campo que volvería a ganarle el duelo al mediocampista brasileño, al intuir el ángulo de remate en un tiro libre. Luego Walter perdonaba y cuando ese desperdicio parecía pagarse caro, apareció Giuliano al 43 –había remplazado a Andrés D’Alessandro-, para rematar cruzado y con su tercer tanto en la Copa, sentenciar otra vez a Estudiantes sobre la hora.


El local intentó el milagro a través de pelotazos, pero esta vez Abbondanzieri lució seguro y con el pitazo, vino el festejo brasileño, lo cual alteró los ánimos del zaguero Leandro Desábato, quien provocó una batalla campal que dejará a más de un jugador reseñado en el informe del árbitro colombiano, Óscar Julián Ruiz.


“Una llegada y un gol, una pena, fuimos siempre por más, pero el fútbol tiene estas cosas, como te da, también te quita”, fue el balance de Verón, mientras el héroe interista, Giuliano, le dio “gracias a Dios porque entré los últimos 15 minutos y la única que tuve la metí, aunque la figura no fui yo sino todo el equipo que nunca se entregó”.


Flamengo estuvo a punto, pero…


Universidad de Chile había ganado por primera vez en tierras brasileñas por Libertadores y con el triunfo 2-3 sobre Flamengo en el Maracaná quedaba con la primera opción para definir frente a su afición el paso a semifinales, pero tal cual aconteciera contra Alianza Lima en octavos –igualó en el descuento a dos tantos para avanzar, tras el 0-1 en la ida-, la localía pesó más de la cuenta.


La desventaja obligó a los cariocas a tener la iniciativa de entrada y así lo hicieron, aunque faltaba profundidad, por lo que la fórmula de la U fue el contragolpe, en el que el volante argentino Walter Montillo dispuso de dos opciones.


Pero bastó con que se juntaran Adriano y Vagner Love, para que este último de cabeza en la última jugada de la inicial, mandara al ‘Fla’ con la mínima ventaja a los vestuarios y la máxima ilusión de cara al complemento porque un tanto más los enviaría a semifinales.


Y lo tuvo el mismo anotador, también ‘El Emperador’, pero una gran maniobra individual de Montillo que incluyó una vaselina sobre el arquero Bruno al 28, permitió la igualdad con lo que el estadio Santa Laura estalló de júbilo, el cual se dispersaría cinco después con el 1-2 a través del ex atacante del Inter de Milán que le puso suspenso a la clasificación universitaria.


"Sin desmerecer lo de Chivas que es un gran equipo, tenemos con qué llegar a la final", dijo Montillo en medio de la euforia colectiva local, quien además resaltó que "nos vendrá bien esta para", toda vez que las semifinales se disputarán después del 28 de julio con los juegos Sao Paulo-Internacional y Guadalajara-Universidad de Chile.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).