La estrella de Clint Dempsey

Corría el minuto 40 y Estados Unidos perdía 1-0 con Inglaterra en su debut en Sudáfrica 2010. Clint Dempsey tomó el balón y con dos giros de deshizo del capitán inglés Steven Gerrard. Con espacio suficiente remató al arco, pero su disparo fue débil. Cuando todos pensaban que el arquero Robert Green la tenía en las manos, el Jabulani, como se llama el balón del Mundial, se escapó y entró a la portería. Gerrard se llevó las manos a la cabeza. Green lloraba y golpeaba el césped. Dempsey se percató del gol y corrió hacia el banco estadounidense.


Además de ser el empate,  era la segunda anotación del delantero texano en Copas del Mundo. En Alemania 2006, marcó en la derrota 2-1 contra Ghana. Sólo el delantero del Chicago Fire Brian McBride había marcado por Estados Unidos en dos Mundiales.


“Siempre he visto a la gente meter goles así y me he preguntado: '¿Por qué no me pasarán estas cosas a mí?'”, dijo Dempsey en la rueda de prensa al final del partido.


Su declaración es modesta. El actual jugador del Fulham es un hombre con estrella. Dempsey creció en un barrio pobre de de Nacogdoches, Texas, donde  aprendió a jugar fútbol con los  mexicanos del área. De niño pasó gran parte de su tiempo estudiando a la selección argentina. Tras asistir a Fuman University, fue reclutado en el Superdraft de la MLS de 2004, cumpliendo su sueño de ser profesional.


Bajo las órdenes de Steve Nicol en el Revolution, el ariete se destacó por su técnica individual. Rápido marcó diferencia y por unanimidad fue elegido el Novato del Año en el 2004. Con los Revs estuvo hasta 2007, jugando 71 partidos y marcando 25 goles. Sus cómicas celebraciones de goles alimentaron su leyenda.


Al fútbol inglés llegó en 2007. En poco tiempo se ganó la titular del Fulham, club donde McBride también había sido ídolo. Con Dempsey en sus filas, el equipo de Londres realizó este año la mejor temporada de su historia. El Fulham estuvo lejos de la zona de descenso y alcanzó el subcampeonato de la Europa League. En octavos de final eliminó al poderoso Juventus de Turín, y Dempsey estuvo presente en el marcador.


Tiene 27 años, la mejor edad para un futbolista. Es un producto de la MLS, no le pierda el rastro.


 


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).