Kiwis con poder emelesero

El pasado 15 de mayo el vestuario de los New York Red Bulls era un escenario triste. Los taurinos habían perdido 0-1 contra Seattle Sounders, dejando atrás un invicto como local y acumulando una segunda derrota en línea.


En medio de la agonía, apareció una luz de unidad. El zaguero Andrew Boyens, que había estado en la tribuna, entró al vestuario para despedirse de sus compañeros. Iba rumbo a la concentración de Nueva Zelanda, uno de los 32 equipos presentes en el Mundial de Sudáfrica. Todos le desearon suerte al único mundialista de los Red Bulls.


Los neozelandeses debutaron con pie derecho en el Mundial. Empataron agónicamente contra Eslovaquia cuando la derrota acosaba. Otras caras conocidas por el público emelesero estuvieron presentes en la “hazaña” de los All-Whites.


Nueva Zelandia 1 Eslovaquia 1


Tony Lochhead (ex New England Revolution): Como lateral izquierdo fue una revelación. Es cierto que el gol de Eslovaquía entró por su franja, pero fue partícipe del empate de los “Kiwis”. El actual jugador de la liga australiana ya no es el chico que estuvo en el Revolution.


Simon Elliott (Ex LA Galaxy, Columbus Crew y San Jose Earthquakes): El veterano fue el mismo de siempre: un luchador en la cancha. Su físico no es el mismo, pero tuvo el ida y vuelta que le conocimos en la MLS. Un líder inclaudicable.


Ryan Nelsen: (Ex D.C. United) Cómo olvidarse del gran capitán Ryan Nelsen, referente de los oceánicos y actual figura del Blackburn Rovers de Inglaterra.  Frente a los eslovacos, el recio defensor volvió a ser un muro infranqueable.


Andrew Boyens (New York Red Bulls): No tuvo acción, pero es parte de la celebración. Nadie le quita lo bailado.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).