Holanda hace lo mínimo para meterse en octavos

DURBAN, Sudáfrica -- Holanda se ha abonado en este Mundial a sacar sus compromisos adelante bajo la ley del  mínimo esfuerzo. A diferencia de lo que ocurrió en la primera fecha frente a Dinamarca, al combinado tulipán le tocó sufrir más de lo necesario este sábado ante un voluntarioso equipo japonés (1-0) que casi le da un disgusto en las postrimerías del choque con un remate de Okazaki que bien pudo ser el empate.


La mejor noticia para los naranjas es que ya tienen los dos pies en los octavos de final (es el primer equipo en lograrlo de forma matemática), además como primeros de grupo, y su técnico ha podido resguardar a Robben, quien se supone estará a punto para el momento de la verdad.


Aunque nadie puede discutir el dominio abrumador del balón de los tulipanes a lo largo de los 90 minutos (63% de posesión), al once de Van Maarwijk le falta precisión en el pase y velocidad en el movimiento del cuero, lo que facilita el trabajo defensivo de sus rivales.


Los naranjas abusaron de la horizontalidad como fórmula para tener el esférico bajo control. Pocas veces su medio campo buscó los pases al hueco, así como sus hombres de banda prácticamente  rehusaron a desbordar por los costados, uno de los distintivos de la filosofía holandesa. Japón, que sólo presentaba a Honda en la punta de lanza, se limitó a esperar un robo de  balón para tratar de montar una contra letal, que nunca llegaría.  La consecuencia fue un aburriento total en los primeros 45 minutos, apenas salvados por el ambientazo creado en las gradas con el concierto de vuvuzelas.


El gol de Sneijder (53'), producto de un error del meta Kawashima al tratar de blocar el durísimo disparo del volante del Inter, animó ligeramente la contienda. Japón reaccionó con prontitud y trató de sacarle la pelota a los tulipanes en la medular, aunque el buen  posicionamiento de los de Van Maarwijk y su mayor calidad técnica no les dejó muchas opciones. Tampoco ayudó su técnico, Okada, que sacó del campo a Matsui y Hasebe, los dos jugadores que habían tratado de dar sentido al juego nipón cuando recuperaban el cuero.


La Oranje aceleró en los diez últimos minutos gracias a los cambios y Afellay dispuso de dos mano a mano casi seguidos con Kawashima que debieron cerrar el choque. No fue así y Okazaki heló la sangre a la zaga naranja con un remate en el minuto 91 que se marchó fuera de milagro.


CAMERÚN, PRIMER EQUIPO ELIMINADO


Camerún se convirtió en el primer equipo eliminado del Mundial tras dejar escapar un partido (1-2) que se le había puesto muy de cara en sus inicios. Los discípulos de Paul Le Guen entraron lanzados al césped, y aunque la primera ocasión correspondió a los daneses, por medio de Rommedahl, supo sacar muy pronto partido a su agónica presión forzando un error de Cristian Poulsen que Eto'o convirtió en su primer gol y el primero de los Leones Indomables en Sudáfrica (10').


Emaná continuó la ofensiva con un zarpazo desde el borde del área que casi perfora por segunda vez el marco nórdico. Pero Dinamarca no estaba muerto y poco a poco se fue reponiendo para imponer su mejor estructura táctica. En tres toques devolvió la Dinamita Roja la paridad al marcador: espectacular cambio de juego de Kjaer sobre la espalda de la zaga camerunesa que controla en seco Rommedahl, quien sirve un pase de la muerte perfecto a la carrera de Bendtner para que el ariete del Arsenal empuje la pelota a la red (33').


Las imprecisiones en ambos bandos estuvieron muy cerca de mover de nuevo los dígitos antes del descanso, pero no sería hasta pasado el cuarto de hora del segundo tiempo cuando Dinamarca sacaría el máximo provecho de otra recuperación de balón en medio campo. Pase en profundidadpara Rommedahl, y el 'correcaminos' nórdico hizo el resto con un disparo cruzado imposible para Souleimane Hamidou (61').


La escuadra africana lo intentó por todos los medios, aunque sería su rival quien gozó a la contra de los mejores ocasiones para rematar la faena. No lo consiguió Tomasson y eso obligó a Sorensen a sacar una manopla prodigiosa a disparo de Emaná en la recta final.  Con esta victoria, Dinamarca se jugará la segunda plaza del grupo con Japón en la última jornada. 


GHANA DEJA ESCAPAR VIVA A AUSTRALIA


Ghana no supo rematar a un equipo australiano en inferioridad numérica y el empate cedido ante los oceánicos (1-1) tal vez acabe por costarle el billete a los octavos de final, por cuanto cerrarán el grupo D midiendo sus fuerzas a la potente Alemania.


Rajevac volvió a demostrar su arrojo sentando a su pareja titular de centrales, John Mensah e Isaac Vorsah, para dar entrada a Jonathan Mensah y a Lee Addy, dos chavales de 20 años que el año pasado ganaron el Mundial Sub-20 en Egipto. La apuesta del preparador balcánico no empezó todo lo bien que hubiera esperado, ya que un error en el blocaje de la pelota por parte del meta Kingson a una falta inocente de Bresciano, propició un balón muerto en el área ghanesa que Brett Holman, más listo y rápido de reflejos que Jona Mensah, acertó a enviar al fondo de las mallas (11').


Australia comenzaba infinitamente mejor que frente a los alemanes, aunque no tardaría en sufrir el mismo percance que en la jornada inicial del grupo D. En esta ocasión, fue un fallo de Carney, que en su afán por proteger la bola para que saliera fuera, vio cómo André Ayew le robaba la cartera y cruzaba un balón al segundo palo que Jona Mensah colocó lejos de Schwarzer, aunque el cuero no entraría en la portería por una más que dudosa mano de Kewell. El italiano Rosetti señaló penalti y expulsó al ex del Liverpool. Gyan no perdonó y devolvió la paridad al marcador engañando al meta del Fulham (25'). 


La fuerza de la superioridad numérica otorgó el mando del choque a los Black Stars. Lo de convertirla en oportunidades de gol es otra historia muy diferente. La mejor en la recta final del primer período la tuvo Prince Boateng con un disparo cruzado que obligó a Schwarzer a sacar una gran mano. Los africanos abusaron del zapatazo lejano como fórmula para culminar la remontada, pero fue en las distancias cortas donde realmente pusieron en aprietos a los 'socceroos'. Empero, sería Australia quien gozaría de la mejor oportunidad de todo el segundo tiempo cuando Wilkshire recibió completamente solo un pase de Chipperfield, pero su remate se estrelló en el cuerpo de Kingson.


 


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).