Holanda construye un estadio en un ‘guetto’

La selección holandesa sacó a relucir esta mañana su lado más solidario y humano al aparcar por un momento su preparación para el debut mundialista del próximo lunes ante Dinamarca y desplazarse a Hillbrow, uno de los barrios más humildes y marginales del extrarradio de Johannesburgo, con el fin de inaugurar un terreno de juego destinado a los chavales del área, que hasta ayer mismo tenían que practicar su deporte favorito en plena calle.


Bautizado con el nombre de Oranje Cruyff Court, la construcción de este singular campo de césped artificial ha sido una iniciativa de la Fundación Johan Cruyff, que en esta ocasión ha contado con el soporte económico de los internacionales holandeses. En concreto, los discípulos de Bert van Maarwijk han aportado de su propio bolsillo una cifra superior a los 100.000 euros para hacer realidad el sueño de los cientos de aprendices de futbolistas que habitan la zona.


Johan Cruyff, impulsor de la idea, no quiso perderse el acto, al igual que otro mito del balompié tulipán, Ruud Gullit, que acudió como miembro de la candidatura conjunta de Holanda con Bélgica para organizar el Mundial 2018.


"Estoy tremendamente contento y orgulloso de lo que estos futbolistas han hecho aquí. Es muy bonito ver que siendo conscientes de su situación privilegiada, son capaces de pensar en los demás, en los que no tienen nada", apuntó emocionado el ex técnico de Ajax y Barcelona, que se pasó casi todo el tiempo firmando autógrafos.


La guinda al pastel de la celebración la pusieron los propios integrantes de la Oranje, que, después de recibir la aquiescencia de su técnico, Bert van Maarwijk, sacaron un balón e improvisaron una pachanga con un equipo de niñas ataviadas con petos entregados por la Federación Holandesa.


Van Persie, Van der Vaart, Kuyt y Afellay hicieron las delicias de todos los allí presentes. El mediocampista del PSV reconoció, tras la miniexhibición: "Yo también aprendí a jugar en en la calle, en Utrecht. Ahora los chavales de aquí van a poder hacer lo mismo".


Por otra parte, el seleccionador Van Maarwijk decidió ayer prohibir la utilización de redes sociales —Twitter y chats— por parte de sus jugadores después de que Eljero Elia insultase a un amigo, que le llamó "negro", tachándole de "cáncer marroquí". La secuencia fue filmada por webcam y difundida por Internet en Holanda, lo que dio origen a una gran polémica.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).