Gustavo Barros Schelotto: "A Guillermo no le pesan los años"

BUENOS AIRES -- El fútbol los unió, los separó y seguramente los volverá a juntar. Guillermo y Gustavo, los gemelos Barros Schelotto (mal llamados “mellizos”) nacieron hace 37 años en La Plata y desde chiquitos sabían que su vida estaría ligada a una pelota.


Pasó casi una década desde que la dupla forjada en Gimnasia y Esgrima, club por el que guardan un amor incondicional, dejó de compartir un vestuario y cada uno emprendió su propia senda. Mientras Guillermo se encumbró como una leyenda de Boca Juniors al transformarse en uno de los más ganadores (15 títulos) de la historia xeneize, Gustavo optó por buscar otros horizontes que lo llevaron, además de jugar en otros equipos de su país, como Racing Club de Avellaneda, al Villarreal de España, Alianza Lima de Perú y a Puerto Rico Islanders, de la USL, donde le bajó la cortina a su carrera en 2007.


El presente encuentra a Guillermo desparramando su fútbol y picardía en las canchas de la MLS con Columbus Crew. Para Gustavo, en cambio, el futuro ya llegó... Desde el año pasado trabaja como ayudante de campo del prestigioso técnico uruguayo Gregorio Pérez. Primero fue en Olimpia y, desde hace poco, en Libertad, ambos de Paraguay.


“Estoy sumando experiencia y a la vez aprendiendo un montón de cosas, desde una nueva perspectiva que es la de estar del lado del cuerpo técnico y ya no del lado de los jugadores. Tenemos mucha expectativa de pelear el campeonato paraguayo, fundamentalmente con un buen equipo y haciendo un buen fútbol”, le cuenta Gustavo de primera a FutbolMLS.com con la cabellera al viento y vestido totalmente de negro para la ocasión con la ropa de Libertad.


Desde el año pasado hasta hace un par de meses atrás, la prensa argentina especulaba con la posibilidad de que los Barros Schelotto volvieran a juntarse… Claro está, ya no para jugar, sino para dirigir a Boca. No obstante, Guillermo desestimó esta chance para cumplir con su palabra con el Crew, decisión celebrada por Gustavo. Es que los dos saben que todo llegará a su debido momento.


“Tiene contrato hasta fin de año y más allá de alguna charla con el presidente de Boca (Jorge Amor Ameal), porque se conocen y tienen relación, él todavía piensa como futbolista y por ahora lo va a dejar para más adelante”, comenta.


¿Guillermo se plantea prolongar su carrera en la MLS?


“Falta mucho todavía para el año que viene, pero por lo poquito que hablé con él me dio a entender que una vez que se le venza el contrato intentará seguir jugando un año más”, reconoce Gustavo, quien al referirse puntualmente al rendimiento de su hermano en la presente temporada de la MLS acepta que “no le pesan los años”. “Sigue bien, asistiendo y metiendo goles, peleando arriba el campeonato con el Crew y jugando, fundamentalmente, que a la edad de él es lo más importante para poder mantenerse bien en forma”, subraya.


Para argumentar y darle aún más consistencia a la campaña de “Guille”, que lo ha llevado a ser uno de los primeros 11 convocados al Partido de las Estrellas contra Manchester United, a jugarse el próximo miércoles en Houston, su hermano usa de ejemplo lo visto en el Mundial: “Creo que la Copa del Mundo fue una demostración de que hay tanto buenos y malos equipos como buenos y malos jugadores. Las cuestiones físicas se equiparan constantemente, el problema a cierta edad es poder seguir demostrando que uno tiene la suficiente capacidad de poder hacerlo”.


Distanciado de Argentina, Gustavo vivió en Paraguay las acciones del Mundial de Sudáfrica, sobre lo cual comentó que si bien se había generado una expectativa en la Selección guaraní dirigida por Gerardo Martino, “lo que hizo el equipo superó lo que esperaban todos de lo que podía ser su rendimiento en el Mundial, fundamentalmente porque le tocó perder contra España, que luego fue el campeón, y tuvo oportunidades para ganarle”. Además, remarcó en buena hora que “seguramente las repercusiones de lo realizado van a ser muy buenas para que se siga invirtiendo en el fútbol de Paraguay y se le pueda dar crecimiento en un montón de áreas que no estaban explotadas”.


¿Puede ser un empujón importante lo hecho por Estados Unidos para desarrollar más su fútbol?


“Sí, lamentablemente quedó afuera en el alargue con Ghana… Pero más allá de los resultados de la Selección americana, la MLS tiene un objetivo y lo va a cumplir: seguir creciendo constantemente y transformarse en un tiempo más en una de las mejores ligas del mundo”, concluyó el otro Barros Schelotto, el que mira el fútbol desde el banquillo.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).