Estados Unidos listo para duelo ante Inglaterra

La batalla real finalmente está aquí.  En 1950, Estados Unidos trajo quizás una de las mayores  decepciones en la historia con un 1-0 sobre la siempre favorita Inglaterra desde Brasil.  Sesenta años después, el escenario está listo para la batalla.


Estados Unidos abre su sexta participación seguida en Copas del Mundo con un encuentro de altas revoluciones ante Inglaterra.  Debido a las expectativas sin precedentes creadas en casa, el marketing incisivo y la magnitud del enfrentamiento, este podría ser considerado el cotejo más importante en la historia del fútbol estadounidense.  Y ambos equipos están listos.


Los aficionados estadounidenses manejan su optimismo con cautela, sobre sus esperanzas de que el equipo pueda imponerse al conjunto de Fabio Capello, y quizás, lograr lo que sería una decepción titánica, a lo Portugal en 2002, o España en la última Copa Confederaciones.  Mientras tanto, Inglaterra está cautelosamente optimista también –de ser quizás el mejor seleccionado en los últimos 20 años y para finalmente aspirar sobrepasar los cuartos de final… y llegar más allá.


Estados Unidos


Es un partido soñado para los estadounidenses, en el cual sientan muchas esperanzas, pero, debido a la magnitud del encuentro, existe mucha presión en el equipo por mostrar lo mejor frente al No. 8 en el ránking de la FIFA.


 “Es mucha presión”, dijo el portero Tim Howard, “pero también es bueno para saber que tan lejos podemos llegar”.


Pero la gran pregunta es, ¿qué selección de EE.UU. verán los miles de aficionados en casa? ¿será equipo que hará de propuesta conservadora frente a una gran potencia y peleará sólo por un empate? ¿O será un equipo que se irá con todo ante Inglaterra?


El personal a cargo se inclinará por esta última opción, y algunos elementos en la alineación de Bob Bradley todavía son un secreto.  ¿Está la rodilla de Oguchi Onyewu lista para 90 minutos? ¿Quién acompañará a Michael Bradley en la zona de contención? ¿Quién se unirá a Jozy Altidore en la delantera?


Como sea, todos los involucrados deberán poner lo mejor de sí para competir al mismo nivel con uno de los mejores equipos del Mundo.


 


Inglaterra


Desde el primer día, Capello ha traído mucha disciplina a una selección de Inglaterra venida a menos, y esta selección está preparada, y resultará muy difícil en el enfrentamiento.  El técnico del conjunto inglés también ha mentalizado a sus dirigidos con confianza para que no pierdan la compostura en momentos claves, una debilidad que los ha mermado en recientes Copas Mundiales.


Pero a pesar de sus fortalezas, existen muchas interrogantes tal y como se hilvanan del lado estadounidense.  ¿Es Inglaterra Rooney dependiente? ¿Qué pasa si él sufre uno de sus notorios lapsus y agrede de cabeza al árbitro Carlos Simon?


¿Podrán Steven Gerrard yFrank Lampard continuar con su recientemente descubierta coexistencia en éste, el show más grande? ¿Será James Milner efectivo en la labor de contención con la ausencia de Gareth Barry? ¿Podrá  John Terry asumir la imagen de capitán como la figura que fue un día, especialmente con la ausencia de Rio Ferdinand?


El equipo tiene sus debilidades – Estados Unidos debería aprovecharlas.


JUGADORES CLAVES


EE.UU.: Clint Dempsey. ‘Deuce’ se ha convertido en un éxito probado en Inglaterra con su poderío goleador.  Estados Unidos no tiene otro comodín de peso, y Dempsey tiene la experiencia frente a oponentes ingleses para posicionarse detrás de la línea defensiva y generar jugadas de peligro.


Inglaterra: Wayne Rooney. Es el arma más ponderosa con la que cuentan los ingleses, siendo capazde manejar un partido él solo.  El goleador tiene un récord de nueve tantos en la eliminatoria mientras totalizó 26 goles para el Manchester United en la temporada pasada. Su habilidad para la creación ha mejorado en cada partido – todas las marcas de EE.UU. vendrá a él.


"El escenario está listo para que él se luzca porque podría convertirse en el hombre más importante para Inglaterra y nos puede llevar a la gloria”, dijo el mediocampista Steven Gerrard, “y los jugadores que estamos a su alrededor nos aseguramos que lo sepa".


Análisis Final


El simple hecho es que Estados Unidos la tendrá muy difícil en este partido.  Y aunque nuestros corazones nos dicen que son capaces de ganarle a cualquiera, nuestra razón nos dice que Inglaterra está concentrada, lista y no desea decepcionar.  Los estadounidenses mostrarán lo mejor de sí mismos –lo cual será suficiente para los que miran desde casa- pero será muy poco para salir victoriosos.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).