El repotenciado United espera seguir en las nubes

WASHINGTON -- El regreso a la alineación de hombres como Santino Quaranta, Devon Mctavish y Chris Pontius, así como la plena forma física en la que aparentemente se encuentra Luciano Emilio, son motivos de sobra para que jugadores, dirigentes y aficionados del D.C. United sientan que ahora las cosas sí pueden mejorar.


Y si la recuperación de elementos importantes en la plantilla del cuatro veces campeón de liga ya era una buena noticia para el técnico, Curt Onalfo, el triunfo de mitad de semana ante el mítico AC Milan de Italia contribuyó para que los capitalinos salgan repotenciados para su partido del sábado contra Chivas USA en el Estadio RFK.


“Ese partido (frente al Milan) sólo fue un examen para nosotros y ahora sólo estamos pensando en el juego ante Chivas USA, en el que tenemos que salir con la misma mentalidad para ganar los tres puntos acá en casa”, dijo Christian Castillo, quien llegó este año al club con muchas expectativas pero, según ha reconocido varias veces, “las cosas no nos están saliendo como esperamos”, algo que el volante salvadoreño definitivamente espera que empiece a cambiar.


“Tenemos más confianza y mejor ánimo y saldremos ante Chivas con una nueva mentalidad”, prometió.


Pero más que Castillo, cuyo trabajo pareciera no estar en riesgo, quien debe haber dormido más tranquilo en estos últimos días es el técnico Curt Onalfo, porque ciertamente tener a Ponthius y Emilio, quienes marcaron dos de los tres goles contra los rossoneri, le debe haber quitado un peso de encima.


Es por ello que el partido ante el AC Milan le sirviós a todos de catarsis para tomar un segundo aire.


“Queríamos disfrutarlo, y es más fácil cuando se gana. Muchos aficionados vinieron a apoyarnos y ellos se merecen mucho de nosotros, así que tenemos que trabajar para llevar a este club a donde tiene que estar”, dijo Onalfo, tratando de tranquilizar a una hinchada que no ha podido disfrutar en 2010 sino de un solo triunfo en nueve compromisos en la MLS, resultados que mantienen al club hundido en lo más profundo de la clasificación de la Conferencia Este.


Más de treinta mil personas vieron al D.C. United ganarle 3-2 al AC Milan, un club que tiene en sus filas a jugadores de la talla de los brasileños Ronaldinho y Pato, el holandés Clarence Seedorf y los italianos Nesta e Inzaghi.


Sin embargo, ese juego fue como una especie de fantasía en la que los capitalinos salieron también a disfrutar el hecho de estar en la cancha enfrentando a jugadores que quizás nunca imaginaron.


Así al menos parece que le sucedió a Emilio, quien apenas terminó el primer tiempo corrió al encuentro de su compatriota Ronaldinho para pedirle, en portugués, su camiseta, algo que ciertamente se acostumbra en los partidos internacionales, pero cuando éstos llegan a su fin.


“Cuando un equipo como el AC Milan juega acá, siempre va a atraer mucha gente con las figuras que tiene. Para nosotros, esto queda en la historia – que enfrentamos, que sacamos fotos, que hicimos goles a un equipo como el Milan. Eso nos sirve para el año, para hacer mejor en los partidos de Liga”, dijo el brasileño.


Quizás los deseos de Emilio se hagan realidad, y aunque Chivas USA no es el AC Milan, los californianos sí se encuentran jugando en serio y en competencia, y para el United las cosas no perece que estarán tan fáciles como le resultaron ante los italianos.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).