El Inter de Brasil se acerca a su sueño copero

Pocas veces se ha visto a un equipo celebrar una derrota como
lo hizo el Inter de Porto Alegre este jueves en el Estadio Morumbi.

Es que a pesar de caer 1-2 a manos del Sao Paulo en el partido de
vuelta de las semifinales de la Copa Santander Libertadores 2010, el elenco
colorado selló el boleto a la Gran Final gracias al global de 2-2, marcador que
favoreció a los interistas por el gol de visitante.

De esta forma, los brasileños buscarán su segundo título de
la Libertadores (fue campeón en 2006) frente a Chivas de Guadalajara, que
acogerá el partido de ida el próximo 11 de agosto en el Estadio Omnilife de
México, con el duelo decisivo a disputarse siete días después en Puerto Alegre.

Pase lo que pase en la final, el Inter ya se ganó el
derecho a representar a Sudámerica en el próximo Mundial de Clubes de la FIFA, puesto que el Rebaño Sagrado
es de la CONCACAF.

Típico de un partido de esta magnitud, abundaron los nervios
y las equivocaciones en la cancha del Morumbi. Ningún equipo lograba tomar el dominio de las acciones,
aunque era el cuadro local el que tuvo el control del balón, administrado con
inteligencia por Hernanes, quien se asociaba bien con los delanteros Ricardo
Oliveira y Dagoberto. Este último pudo abrir la lata recién al minuto siete, pero
disparó demasiado cruzado ante el meta Renan.

Sin embargo, el Inter eventualmente dio un aviso con
un remate de larga distancia de Taison que exigió la estirada del portero
Rogerio Cenia.

A continuación, los locales respondieron con un libre
indirecto al segundo palo que Alex Silva no pudo rematar, cuando era sólo una
cuestión de empujarla  en la boca
del arco.

Sobre la media hora, en otra jugada a balón parado, el Sao
Paulo se puso en ventaja 1-0 e igualó la eliminatoria global gracias a un error
de bulto de Renan. Cuando salió a descolgar un centro sin peligro, el reemplazante
del Pato Abbondanzieri – relegado al banco de suplentes por el técnico Celso Roth
– escupió la pelota, que quedó servida para el cabezazo a gol de Silva.

En los últimos minutos del primer tiempo, el Inter dispuso
de un par de lanzamientos de falta que el argentino Andrés D’Alessandro
desaprovechó, al estrellar sus dos remates contra el muro defensivo paulista.

Mejor suerte tendría el ‘Cabezón’ en el segundo tiempo, ya que
a los 52’ sacó un tiro libre que desvió su compañero Alecsandro, despistando
por completo a Cenia, nada que hacer para evitar la caída de su valla.

La celebración interista era total, puesto que el gol del visitante obligaba al Sao Paulo a marcar dos tantos para clasificar. Sin
embargo, la mitad de la tarea ya estaba cumplida apenas dos minutos después
cuando los locales pusieron el 2-1 parcial a través de Oliveira.

Luego, los visitantes le facilitaron las cosas al Tricolor
paulista a los 79' con la expulsión de Tinga, quien, además de perderse el
gol que hubiera sentenciado la llave unos minutos antes, dejó a su equipo con un hombre
menos al ver su segunda amarilla de la noche.

Sin embargo, el Sao Paulo fue incapaz de marcar ese esquivo segundo
gol y, peor aún, tuvo que ver a los colorados celebrando la clasificación a la final de la Libertadores en su propia cancha. 


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).