El campeón va por récord histórico como local

CHI_RSL_Week25

Photo Credit: 
Getty Images

El Real Salt Lake quiere seguir haciendo historia esta temporada en la que está batiendo todos sus récords de club y algunos de la MLS. Uno de aquellos lo tendrá muy cerca cuando enfrente este sábado en horario adelantado de las 4 pm ET al Chicago Fire en su estadio Río Tinto, en donde intentará batir el registro de 22 partidos consecutivos sin perder en la MLS, un récord que comparte con Columbus Crew.

La racha en su estadio de Sandy está siendo verdaderamente espectacular, porque son ya un total de 28 los partidos disputados en todas las competiciones sin ser derrotado por nadie que haya visitado el valle de Salt Lake. Eso incluye el partido del pasado miércoles en la Liga de Campeones de la CONCACAF, en el que goleó a Toronto FC 4-1.

En concreto hay que remontarse al 16 de mayo, 2009 cuando Kansas (0-2) fue el último que lo consiguió, de los únicos tres partidos que ha perdido desde que se inauguró su nueva casa, el coqueto estadio Río Tinto en Octubre de 2008. Esta temporada, el club monarca sólo ha cedido tres empates y es el único equipo de la MLS que se mantiene invicto como local.

Para afrontar este encuentro de la jornada 25 de la MLS, el vigente campeón no podrá contar con tres de sus jugadores titulares. La baja más importante es la de su cerebro y organizador de toda la ofensiva, Javier Morales, quien se encuentra sancionado disciplinariamente, aparte de estar lesionado por distensión muscular en un muslo.

Tampoco podrá contar Jason Kreis con otro de sus argentinos, el delantero Fabián Espíndola, quien también arrastra un problema muscular desde el partido del pasado 4 de septiembre ante Nueva York en el que consiguió el gol de la victoria (1-0). A esto hay que sumarle la del defensa Robbie Russell que salió conmocionado el miércoles en la noche ante Toronto FC.

El técnico monarca cuenta, sin embargo, con la eficacia de su profundidad de plantilla para poder contrarrestar estas ausencias. Como prueba de ello hay ceñirse a la goleada del pasado miércoles a los canadienses, en el que el veterano Andy Williams hizo de Morales con dos grandes asistencias a Beckerman y Olave para darle la vuelta al marcador adverso.

Por no decir de la eficacia goleadora de Álvaro Saborío que lleva 8 goles en el Río Tinto en su temporada de debut en la MLS. El que no está nada fino es Robbie Findley, fallando el penalti que le pudo darles la victoria en Seattle, y también dos clamorosas ocasiones ante Toronto. Aunque las pudo enmendar con la asistencia para el último gol del debutante brasileño de 21 años Paulo Araujo Jr., que demostró un potencial tremendo, y que seguro que dispondrá de minutos para debutar en la MLS.

No obstante, el partido no será fácil para el vigente campeón de la MLS, que está segundo en la clasificación general de la Liga, y en la Conferencia Oeste, con 44 puntos, a sólo 3 de L.A. Galaxy, y que quiere seguir en la pelea por el título de la temporada regular.

Chicago Fire afronta sus últimos ocho partidos como “ocho finales”, como reconoció su técnico Carlos De los Cobos tras llevar una racha de cinco partidos sin ganar, y viene con todas sus estrellas, Nery Castillo, Freddie Ljungberg y Marco Pappa para vengar las últimas derrotas en el Toyota Park: (0-1) de la ida, el pasado 8 de julio; y de la pérdida por penales (4-5) del título de la Conferencia Este 2009 que le endosó el Real.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).