EE.UU. reprobó su examen ante República Checa

En la víspera del anuncio de la lista definitiva del técnico Bob Bradley para el Mundial de Sudáfrica, varios miembros de la plantilla de los Estados Unidos se jugaron su última oportunidad para ganarse un lugar en la nómina final de la selección.


Algunos cumplieron, pero otros reprobaron el examen en el Rentschler Field de Hartford, Connecticut, donde las barras y las estrellas cayeron 2-4 ante la República Checa en un partido que dejó más preguntas que respuestas.


Entre los que compitieron por un cupo se destacaron los delanteros Eddie Johnson y Edson Buddle (LA Galaxy), ambos luchando para poder acompañar al titularísimo Jozy Altidore en punta, además del volante José Francisco Torres, quien se entregó al máximo para impresionar a su entrenador, al igual que DaMarcus Beasley, quien mejoró sus posibilidades de quedar entre los 23 finalistas con una gran labor en la zona ancha.


En la retaguardia, la misión del muy cuestionado Jonathan Bornstein, de Chivas USA, era acallar a sus detractores con una sólida actuación la zona izquierda  de la defensa (algo que no hizo), mientras que en la parte central, el zaguero Oguchi Onyewu jugaba su primer partido en más de siete meses después de sufrir una lesión en su rodilla izquierda.


Como era de esperar, muchos de los jugadores locales se vieron nerviosos y muy preocupados por no cometer algún error que pudiera borrarlos de la lista final.


Sin embargo, a los 17’, en un tiro libre indirecto a favor de los dueños de casa, el arquero visitante Petr Cech descolgó mal un centro de Stuart Holden y el balón quedó dando botes en el área para que Maurice Edu la metiera de emboquillada


El 1-0 dio tranquilidad a los estadounidenses , que jugaron con más soltura y atrevimiento en ataque.


Sin embargo, esa tranquilidad casi les jugó en contra al minuto 26, cuando Martin Fenin recibió solo dentro del área y de primera sacó un remate cruzado que pasó besando el poste derecho del portero Brad Guzan.


Las barras y las estrellas manejaban el ritmo del partido, pero sin la profundidad necesaria para generar peligro para los checos.


Esta falta de agresividad le costó a EE.UU. , que encajó el tanto de la igualdad a un minuto del descanso. Desde la derecha, Jaroslav Plasil colgó un balón al segundo palo, donde su compañero Tomas Sivok le ganó en el brinco a Onyewu y de cabeza marcó el 1-1. Más que el gol, lo realmente preocupante de la jugada fue el hecho de que el zaguero del AC Milan ni se despegó del piso en el salto, lo que generó dudas sobre su verdadero estado físico.


Para la segunda mitad, Bradley realizó cinco cambios, ingresando a Brian Ching (Houston Dynamo), Sacha Kljestan (Chivas USA), Heath Pearce (FC Dallas), Hérculez Gómez y Robbie Rogers (Columbus Crew) por Johnson, Torres, Bornstein, Buddle y Beasley, respectivamente.


Los suplentes salieron enchufados al campo de juego, conscientes de que varios de ellos tenían 45 minutos para dejar todo en la cancha y convencer al DT. El más incisivo era Rogers, quien desbordaba constantemente por la banda izquierda y además se atrevió con un tiro de larga distancia que probó a Cech.  


Cabe señalar que los europeos no se quedaron con los brazos cruzados, perforando la malla de Guzan con un cabezazo de David Lafata a los 56’, conquista anulada por un dudoso fuera de juego.


Sin embargo, la República Checa se puso en ventaja sólo dos minutos más tarde a través de Jan Polak, quien convirtió el 2-1 a gran pase del mismo Lafata.


Estados Unidos sintió el golpe y de inmediato adelantó sus líneas, avisando a Cech con un remate peligroso de Ching y otro de Gómez.


Sobre los 66 minutos,  Hérculez demostró por qué fue el goleador del fútbol mexicano sin ni siquiera ser titular con el Puebla al marcar la igualdad. Tras saque de esquina, Clarence Goodson cambió el balón al palo opuesto para Gómez, quien prácticamente timbró su pasaje a Sudáfrica con el tanto del empate.


Poco duro la alegría local, no obstante, ya que la defensa estadounidense volvió a hacer agua a los 77 minutos. Primero Pearce midió mal una barrida y dejó camino libre a su rival, quien envió un pase que ni Goodson ni Steve Cherundolo pudieron despejar, permitiéndole a Fenin empujar el balón al fondo de la red.


Estados Unidos se volcó en ataque en busca de la paridad, pero nuevamente se descuidó atrás y llegó el 4-2 final en los descuentos. Kljestan regaló el esférico en el medio campo y luego Edu midió mal el pase para Tomas Necid, quien arrastró la marca del volante de Rangers y definió  entre Guzan y el primer palo.


Claramente molesto con el resultado, Bradley igual comentó al final del duelo que había quedado muy conforme con la actuación de Goodson. Al mismo tiempo, reconoció que “esta noche habrá que analizar todo y tomar algunas decisiones difíciles”, en referencia a los siete jugadores que “cortará” después de entregar la nómina final a las 1 p.m. ET del miércoles.


Los 23 futbolistas restantes jugarán un último partido en el país, este sábado en Filadelfia ante su similar de Turquía, antes de partir rumbo a Sudáfrica al día siguiente.


Alineación de Estados Unidos:


Brad Guzan; Steve Cherundolo (C), Clarence Goodson, Oguchi Onyewu, Jonathan Bornstein (Heath Pearce - 46'); Stuart Holden, Maurice Edu, José Francisco Torres (Sacha Kljestan - 46'), DaMarcus Beasley (Robbie Rogers - 46'); Edson Buddle (Herculez Gomez - 46'), Eddie Johnson (Brian Ching - 46')


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).