DT Schmid: “Merecíamos más que un empate”

Sigi Schmid

Photo Credit: 
Getty Images

SEATTLE— Después
de todos los tiros, jugadas y cobros de esquina, Seattle finalmente logró
anotar su primer gol de la temporada con un rebote.

Steve Zakuani anotó
el único gol del equipo, después de pasar 260 minutos sin anotar en el 2011. Si
no hubiera sido por un rebote de suerte, Seattle hubiera estado muy cerca de
irse al final del partido sin goles otra vez.

El DT del cuadro
esmeralda Sigi Schmid se mostró aliviado de saber que su equipo puede encontrar
el fondo de la red, a pesar de no estar satisfecho con el resultado ante el
Dynamo.

“Pienso que merecimos
más que un empate esta noche”, dijo Schmid. “Estoy muy orgulloso del equipo;
estoy orgulloso del esfuerzo que hicieron”.

En el momento del
gol, un cobro de tiro de esquina de Erik Friberg encontró a un distraído Bobby
Boswell, quien no pudo despejar el balón, que rebotó en el jugador. El balón le
cayó a Zakuani para que este definiera fácilmente.

Según Brad Evans,
Zakuani fue inteligente que estar en el momento preciso donde se necesitaba.

“Fue anticipación;
Steve pensó que el balón iría allí”, dijo Evans, quien fue titular y jugó por
71 minutos. “Fue algo que nos estaba haciendo falta en los primeros partidos”.

[inline_node:332029]Con un gran número
de tiros al arco, la afición de los Sounders esperaba más goles. Aun así, los jugadores
del equipo están contentos de poder marcar el primero, después de perder por
1-0 sus dos primeros partidos.

“Jugamos lo
suficientemente bien como para ganar el partido por tres o cuatro a uno”, dijo
Zakuani. “No lo hicimos, y es algo en lo que nos tenemos que enfocar”.

Con la angustia
de  no poder anotar, Schmid dijo estar
decepcionado que no recibir el chance de anotar desde la mancha penal en el
segundo tiempo, cuando Leo González fue derribado dentro del área y el árbitro Ramón
Hernandez no marcó la infracción, dándole una tarjeta amarilla a González por fingir
una falta.

Para Schmid, esa
no fue la única acción cuestionable del árbitro, quien hubiera podido expulsar
a Hunter Freeman en el minuto 2 tras una seria falta sobre Friberg.

Al final, Schmid
solamente pudo lamentar que “las cosas no se nos den a veces”.

Tras el empate,
los jugadores creen haber encontrado la confianza que les hacía falta, la cual usarán
ante San José el próximo sábado.

“Pienso que
jugamos buen fútbol y tenemos que seguir jugado así”, dijo el delantero Nate
Jaqua. “Vamos a ganar partidos”.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).