DT de Morelia Tomás Boy recuerda su paso por el fútbol estadounidense

Tomas Boy

Photo Credit: 
MexSport

NUEVA YORK.- A Tomás Boy, el fútbol se lo ha dado todo. Una laureada carrera como futbolista, que incluye el quinto lugar con México en el Mundial del 86 y el rótulo como el máximo goleador en la historia de Tigres UANL, así como también una satisfactoria carrera como entrenador.

Aún cuando dirigiendo a Querétaro, Veracruz, Monterrey o Puebla no obtuvo logros considerables, es gracias a Morelia con que Boy experimenta el mejor momento de su carrera como timonel en la actualidad; Monarcas se ubica en la cuarta casilla de la tabla general del Torneo Apertura mexicano y es justo finalista del torneo SuperLiga 2010.

Sin duda, la experiencia no es un accidente, como tampoco sería un accidente que Boy y sus dirigidos se alcen con el título del torneo internacional ante el rival de un fútbol que él conoce a la perfección. Y es que “El Jefe” basa sus conocimientos del “soccer” estadounidense gracias a su experiencia propia en el San Jose Earthaquakes de la Western Soccer Alliance, antes del inicio de la Major League Soccer.

Corría el año 1988 cuando el experimentado y consagrado goleador Tomás Boy llegó al fútbol estadounidense, sin imaginar que este nuevo desafío le abriría las puertas para la carrera que desempeña en la actualidad.

“Yo jugaba para el Earthquakes de San José, recuerdo que el presidente era Peter Bridgewater”, recuerda Boy. “Fue al término de mi carrera [como futbolista] y el inicio de mi carrera como entrenador, porque fui contratado la primera parte del campeonato como jugador, y el dueño del equipo en aquel entonces me invitó a ser parte del cuerpo técnico y me hice entrenador ahí mismo”.

En su breve paso por el “soccer”, el aún jugador de fútbol –en ese entonces- dio el rápido salto a entrenador. Lo curioso de la experiencia es que lo hacía dentro de la cancha.

“Me convencieron para que yo tomara parte activa como jugador y como entrenador. Era difícil porque no me podían sacar del campo”, recuerda claramente “El Jefe”.

“Una vez jugué medio tiempo y salí de la cancha para ver cómo iban las cosas y él [P. Bbridgewater] me dijo ‘no, no… lo que queremos es que seas el entrenador dentro del campo’, y así me organicé por primera vez para ser entrenador de fútbol”.

Boy recuerda gratamente sus ocho meses con los Earthquakes, campaña en la cual dice haber marcado muchos goles, aunque falló en el intento de haber alcanzado un título con su último club previo a su retiro.

“Me fue muy bien, hice muchos goles y me trataron muy bien”, confiesa Boy.

“Jugué exactamente ocho meses y salí después de una final ante Seattle, que nos derrotaron además en la final de la conferencia 4-0, pero hicimos un campeonato realmente importante. Desde aquel entonces, me di cuenta que en Estados Unidos hay muchísimo talento, que el talento no es privativo de ningún lugar, y lo hay en todas las ligas y en todos los países”, añade.

Echando un vistazo a la evolución del fútbol en los Estados Unidos, Boy destaca la existencia y permanencia de la Major League Soccer como la liga profesional estadounidense de mayor importancia en el país, la misma que sirve de incentivo para las ligas universitarias, principales abastecedoras de jugadores amateurs.

“Hoy, como hay una liga profesional importante en los Estados Unidos, parece que en las Universidades hay mejores elementos. En la liga colegial y en las universidades hay muy buen fútbol, siempre ha habido muy buen fútbol pero desgraciadamente los talentos no tenían a donde ir, y no había una liga profesional donde poder ejecutar un futuro profesional”, advierte.

“En aquel entonces, recuerdo que yo como entrenador hacia el ‘scouting’ con una de las universidades ahí cercanas, para poder hacer que algunos de los jugadores pudieran jugar conmigo y se los contrataba por partido. Esto ha ido creciendo considerablemente. Los norteamericanos siempre hacen planes a largo plazo, y parece que está dando resultados importantes”.

Si bien el timonel vive un gran momento con el club que dirige en la actualidad, el nivel en el que se desarrolla el fútbol estadounidense le merece mucho respeto y admiración a Tomás Boy. El proyecto Monarcas Morelia va para largo, pero no descarta -en un futuro no muy lejano- retornar a dirigir en los Estados Unidos en esta su nueva era profesional.

“El entrenador está hecho para entrenar, yo estoy abierto a todas las posibilidades, y siempre que haya oportunidad de tener un reto y de tener un buen proyecto, siempre estoy dispuesto a escuchar”, afirma “El Jefe”

“Es un lugar padre. Ahorita está Carlos de los Cobos [DT del Fire] allí, creo que él lo va a hacer bien cuando pueda implementar su forma de pensar. Creo que los entrenadores mexicanos están muy capacitados para poder hacer grandes cosas”, concluyó el estratega.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).