Donovan: "Ya no doy nada por sentado"

En lo que pareció más una sesión de terapia que una conferencia de prensa, Landon Donovan conversó con los medios de comunicación en su único día de disponibilidad para los periodistas cubriendo la concentración de la selección estadounidense en Princeton, Nueva Jersey.


Lo único que le faltó era sentarse en el diván de un psiquiatra, ya que el capitán del Galaxy tuvo una especie de confesionario de media hora con los reporteros, contestando preguntas de carácter íntimo.


“Soy una persona más auténtica ahora, soy más centrado”, aseguró Donovan sobre su actual manera de ser. “Estoy en un lugar mucho más feliz que antes”.


En vez de las típicas preguntas y respuestas genéricas entre deportistas y periodistas, esta rueda de prensa fue más bien un análisis introspectivo del alma del gran referente del fútbol estadounidense de la última década.


“Cuando uno recién comienza en la actividad es algo emocionante, en el sentido de que sinceramente estás muy feliz de haber llegado (a ser futbolista profesional)”, dijo. “Después me tocó un período en el que recibí mucha atención, lo que me generó bastante presión, a tal punto que terminó perjudicándome”


"Finalmente me pregunté: ‘¿por qué estoy haciendo esto’? Era demasiado. Después uno pasa a un estado de ánimo en el que quieres volver a encontrarte y saber qué significa realmente todo esto”.


Sus presentaciones en los últimos dos Mundiales reflejaron cómo era su personalidad en aquellos momentos.


“A los 20 años (para el Mundial del 2002) era la exuberancia de la juventud, la ingenuidad y el simple placer de jugar todos los días porque era lo que me encantaba hacer. Ahora hay más responsabilidad y, a mi juicio, más oportunidades. Es un desafío que ahora me gusta. En el 2006 (Mundial de Alemania) no estaba lo suficientemente maduro. Ahora sí estoy listo para el reto, de hecho es algo que me emociona.


Donovan es reconocido como uno de los jugadores más profundos de la MLS, pero esta sesión con la prensa fue la más reveladora de todas, en la que llegó incluso a hablar sobre un viaje spiritual que inició con su antigua pareja.


“Empezó hace ocho años tras un partido de 4 de julio entre el Galaxy y San Jose Earthquakes. Fue allí cuando conocí a mi ahora ex señora Bianca, quien me enseñó más sobre mí que yo mismo, y lo sigue haciendo hasta el día de hoy. Así comenzó todo”.


Como era de esperar, después de esa confesión, los reporteros lo bombardearon con preguntas sobre su otrora esposa Bianca Kajlich, y Donovan no tuvo ningún problema en explayarse en detalle sobre su fracasada relación.


“Bianca es una actriz y si algunos de ustedes saben cómo es ese estilo de vida, saben que a veces es miserable. Ella ha tenido que luchar para conseguir todo. Yo, en cambio, he sido bendecido con la habilidad y las oportunidades que he tenido. Cuando tienes esa perspectiva y te das cuenta que no hay tomar nada por sentado, es realmente fuerte recibir ese consejo de tu esposa y tu mejor amiga. Ha sido una gran parte de todo este proceso”.


“Todos me dijeron ‘Lo siento mucho’ al enterarse de mi divorcio, pero no siempre hay que lamentarse. A veces uno aprende mucho de estas cosas, en mi caso por lo menos. No tiene por qué ser algo feo o desagradable, también te puede ayudar para madurar como persona”.


Al mismo tiempo, Donovan ha crecido como persona gracias a la terapia psicológica, amigos, familiares y colegas.


Es de esperar que este proceso de crecimiento y maduración le sirva este verano en Sudáfrica.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).