D.C. United avanza a semifinales de la Copa Abierta

GERMANTOWN, MD -- El montenegrino Branco Boskovic (min. 1) y el sudafricano Thabiso Khumalo (min. 47) anotaron los dos goles con los que el D.C. United venció 2-0 al Harrisburg City Islanders, para clasificar a las semifinales de la Copa Abierta 2010.


De esta forma, el elenco capitalino se jugará el pase a su tercera final consecutiva en este torneo el próximo 1 de septiembre en casa, el Estadio RFK, frente al Columbus Crew.


Cuando varios de los aficionados en el Maryland SoccerPlex se acomodaban en sus respectivas localidades, Boskovic – haciendo su primera presentación como titular con el United - recibió un balón de Santino Quaranta y anotó el 1-0 parcial en las primeras de cambio.


Khumalo lo imitó en la segunda fracción al marcar apenas al segundo minuto del complemento, para sentenciar el partido a favor de D.C.


Boskovic fungió como volante creativo del United como apoyo a una delantera conformada por Santino Quaranta por la izquierda, el australiano Danny Allsopp como central y Khumalo por la derecha.


El tempranero gol dio una motivación especial a los capitalinos - quienes se han caracterizado esta temporada por la falta de efectividad en la definición - para jugar con mayor tranquilidad y llegar al área contraria en reiteradas ocasiones.


Sin embargo, el club de la USL-2 no se intimidó ante su rival y dio su primer aviso de peligro al arquero Bill Hamid a los 25’.


Pero el United volvió a la ofensiva y se ganó un tiro libre a unos tres metros de la media luna. Al frente del balón se ubicaron Quaranta, Allsopp y Boskovic, siendo el montenegrino el encargado de la ejecución del remate que pasó cerca del travesaño de Danny Cepero.


La historia del gol de camarín se repitió en la segunda fracción cuando el United aumentó su ventaja dos minutos después de la reanudación. Esta vez fue a través de Khumalo, quien sacó un disparo que parecía un centro, pero la bola se fue curveando y culminó en el fondo de la red.


Los Islanders trataron de remontar, pero no tuvieron la contundencia para penetrar el cerrojo defensivo que se volvió la línea final del United.


La situación se le agravó a Harrisburg City cuando al minuto 76’ se quedó con diez hombres por la expulsión de Tyler Ruthven.


Mientras tanto, la plantilla capitalina parecía fortalecerse, y la incorporación de los veteranos Jaime Moreno y Clyde Simms le inyectó una buena dosis de concentración para manejar sin premura el balón, una de las principales debilidades del club en lo que va de la temporada y factor que lo mantiene en el último lugar de la clasificación en la Conferencia Este de la MLS.


Con las acciones bajo su control, el United se limitó a contener los escuálidos avances de sus rivales y, aunque no pudo marcar el tercer gol, dominó también los tiempos a la ofensiva por si acaso necesitaba meter el acelerador.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).